Aguado critica que ni en el PP se pongan de acuerdo con España Suma: "una maniobra para resolver su batacazo electoral"

Publicado 01/09/2019 11:32:36CET
450665.1.644.368.20190901113236
Vídeo de la noticia

Rechaza diluir las siglas de Cs en una coalición ni aunque estuviera liderada por Rivera porque "no es un tema de personas, sino de proyecto"

Advierte: Si hay elecciones, será un fracaso de Sánchez, que lleva "meses arrastrando los pies" y amenaza con llevar el "culebrón" al otoño

MADRID, 1 Sep. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, ha criticado, durante una entrevista con Europa Press, que ni en el Partido Popular se pongan de acuerdo con la propuesta que han lanzado de realizar una coalición con Ciudadanos bajo las siglas de España Suma. El dirigente de la formación 'naranja' cree que es una maniobra para resolver su "batacazo electoral" y, preguntado si la aceptarían en caso de que la pudiera liderar Albert Rivera, ha zanjado: "no es una cuestión de personas, es un tema de proyecto".

El también miembro del Comité ejecutivo de Ciudadanos rechaza de plano que las siglas de su partido puedan acabar "diluidas" en una coalición preelectoral como la que propone el Partido Popular. Y de hecho, pone de manifiesto las propias discrepancias internas que hay en la formación de Casado con relación a esta propuesta: "No se ponen de acuerdo ni en su propio partido".

"Hay algunos líderes del PP que están de acuerdo, otros líderes no", señala en referencia, aunque sin citarles expresamente, al presidente gallego Alberto Núñez Feijoó, quien ha rechazado que esa coalición se pueda dar en Galicia, o a algunos dirigentes del PP vasco que han descartado la posibilidad de ir juntos con Ciudadanos a unas elecciones, salvo que acepten expresamente el Concierto vasco.

En su opinión, esta oferta no es más que una "táctica" para intentar resolver su "batacazo electoral". Por ello, deja claro que su partido ni se va a "descentrar", ni les va a llevar "más tiempo del necesario analizar esa propuesta".

Al contrario, precisa que lo que van a hacer es defender las siglas de Ciudadanos y los proyectos de gobierno donde, tras las elecciones, han sido capaces de ponerse de acuerdo entre distintas formaciones políticas y cita Andalucía, Madrid, Murcia, Castilla y León y muchos ayuntamientos de España.

Ante la pregunta de si aceptaría la coalición con el PP en caso de que la pudiera liderar Albert Rivera, zanja la cuestión asegurando que "no es un tema de personas, es un tema de proyecto y de creer en tus siglas y defender los valores con los que estas de acuerdo".

"UNO MÁS UNO A VECES SON MENOS QUE DOS"

Aguado no quiere calificar cómo sería una coalición entre PP y Ciudadanos aunque su compañero de partido Carlos Carrizosa afirme que se trataría de un "proyecto Frankestein". Se limita a explicar que "una cosa es una coalición postelectoral" tras presentarse a las elecciones con su "propia marca, valores y programa" y "otra cosa son las coaliciones preelectorales que te obligan a diluir tu propia marca y a ir compartiendo programa con otras formaciones políticas".

"Eso son palabras mayores y siempre que se pongan en marcha tienen que ser con carácter excepcional y analizando caso por caso, por qué, cuándo y con quién", exclama, al tiempo que puntualiza que "no siempre uno más uno son más que dos, a veces, incluso, son menos que dos".

Esto le lleva a afirmar que si se repiten las elecciones generales, la marca de Ciudadanos "saldrá a ganar". "Después veremos cómo queda el panorama político" y "cuáles son las mejores posibilidades de acuerdo", afirma sin querer desvelar cuál sería la postura de su partido en caso de que una repetición electoral arroje un resultado parecido al actual que dificulte la formación de gobierno.

Pero sí tiene claro que si se produce el escenario de tener que celebrar elecciones generales en noviembre será "un fracaso de Sánchez" por no haber cumplido con el mandato del Rey y después de una sesión de investidura que califica de "lamentable" por la "pelea de sillones".

Y ante la petición de Pedro Sánchez a PP y Ciudadanos de que tengan "altura de miras y responsabilidad" para facilitar la investidura, responde con otra petición al presidente en funciones: "que deje de marear la perdiz", acabe con el "culebrón" que protagoniza desde primavera y amenaza con llevar al otoño, y finalice con la "política de fotos, postureo y reunitis".

Por el contrario, cree que las reuniones que debería tener el jefe del Ejecutivo en funciones deberían ser "más o menos discretas" y para formar gobierno con sus "socios preferentes" que son los dirigentes de Podemos. En este sentido, Aguado recuerda que ya han transcurrido cuatro meses desde las elecciones del 28 de abril y España está con un gobierno en funciones cuando debería tener un "gobierno fuerte", que es, afirma, "lo que requiere la coyuntura económica".