Actualizado 05/02/2007 14:20 CET

El alcalde de Cortegana (Huelva) ve "evidente" la participación de más de una persona en el crimen de un discapacitado

El Ayuntamiento, que ejerce la acusación popular, se reunirá esta semana para decidir si recurre la sentencia

CORTEGANA (HUELVA), 5 Feb. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Cortegana (Huelva), Antonio Marín (IU), consideró hoy "evidente" la participación "de más de una persona" en el crimen de Mateo Vázquez, asesinado el pasado 1 de enero de 2005 y por el que la Audiencia Provincial de Huelva ha condenado a J.M.A.M. a 18 años de cárcel, mientras que ha absuelto al otro acusado, J.A.A..

En declaraciones a Europa Press, Marín informó de que la Comisión Informativa del Ayuntamiento se reunirá "con casi toda seguridad" durante esta semana para analizar la sentencia y decidir si la recurren, pues, según subrayó, "lo que está claro es que en el asesinato de Mateo intervino más de una persona".

"Hay gente que colaboró en este crimen y que, sin embargo, ha salido impune", según prosiguió el primer edil, que indicó que las pruebas forenses presentadas durante la vista oral "determinaron que había habido cómplices, como por ejemplo en el hecho de cómo fue transportado el cuerpo, acción en la que no pudo intervenir una sola persona".

Por todo ello, el alcalde de Cortegana puso de manifiesto su pretensión de que "la justicia siga investigando y averigüe quien o quienes pudieron actuar como posibles cómplices del único condenado hasta el momento".

Hay que recordar que el tribunal popular encargado de enjuiciar el crimen, donde un discapacitado psíquico identificado como M.V.C. fue golpeado hasta la muerte, declaró culpable de esta muerte ocurrida el 1 de enero de 2005 a J.M.A.M., de 29 años de edad, mientras el acusado restante, J.A.A., de 20 años de edad, fue exculpado.

En este sentido, la Fiscalía de Huelva pedía para los dos acusados una pena de 18 años de cárcel por el presunto delito de asesinato o 15 años de prisión por un presunto delito de homicidio con abuso de superioridad, mientras que la acusación particular solicitaba 20 años de prisión y una indemnización de 82.574 euros a la madre del fallecido.

Por su parte, los abogados de la defensa pedían la libre absolución de sus representados al entender que "no participaron en ningún momento en los hechos que aquí se enjuician".

Finalmente, la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Huelva condenó a J.M.A.M. a 18 años de cárcel, a 23 años sin poder aproximarse a los familiares de la víctima y a una indemnización de 88.000 euros para la madre del fallecido, mientras que absolvió a J.A.A. "al no estar probado que estuviera junto al otro acusado cuando éste golpeó a M.V.C.".