Los alicantinos afectados por las lluvias empiezan mañana a recibir ayudas sociales de la Generalitat

Actualizado 20/10/2007 16:02:27 CET

VALENCIA, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Generalitat Valenciana comenzará "a partir de mañana mismo" a repartir, a través de los ayuntamientos, las primeras ayudas sociales a las localidades alicantinas más afectadas por las lluvias de los últimos días como son El Verger, Els Poblets y Beniarbeig.

Así lo anunció hoy el vicepresidente tercero y conseller de Bienestar Social, Juan Cotino, quien indicó que las ayudas oscilarán entre los 10.000 y los 3.000 euros, según la situación de cada una de las familias.

El vicepresidente realizó estas declaraciones tras la reunión que mantuvo hoy en Els Poblets con los alcaldes de los municipios afectados por las lluvias.

En esta reunión también asistió el Conseller de Medio Ambiente, Agua, Urbanismo y Vivienda, José Ramón García Antón, y el director general del Instituto Valenciano de Finanzas, Enrique Pérez Boada.

Tras el encuentro, Cotino explicó que ayer el pleno del Consell aprobó el acuerdo de ayudas y ha adelantado que el dinero ya está en las entidades bancarias para que mañana mismo los Ayuntamientos comiencen a repartirlo.

Además, el vicepresidente social recordó que desde el primer día, 12 de octubre, el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, visitó las zonas más afectadas "y la primera noche ya me pidió que me encargara de que todo se pusiera en marcha inmediatamente y hoy estamos aquí con el dinero en las entidades bancarias".

Por su parte, el Conseller García Antón indicó que se está trabajando "desde el primer momento en las viviendas más afectadas por el temporal, en torno a 250 viviendas en la zona de El Verger y alrededor de 400 en Els Poblets".

"Estamos valorando en cada una de las viviendas qué daños existen para dejarlas en condiciones cuanto antes y entre el martes y el miércoles de la semana que viene tendremos una valoración clara para poder entregar directamente el coste de la reparación a los propietarios", afirmó el conseller.

Para poner en marcha estas actuaciones en materia de vivienda, el Consell destinará, según Antón, un total de 23 millones de euros, de los que unos 16 millones se destinarán a la rehabilitación de las viviendas afectadas y siete millones a la construcción de 72 viviendas nuevas.

Asimismo, desde el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) se ha establecido, según el director del Instituto, un sistema para conseguir adelantos de la financiación "para las reparaciones de los comercios que se han visto afectados y puedan volver a la normalidad cuanto antes".