Actualizado 04/05/2007 18:04 CET

ANV.- De la Vega: "El Gobierno no cede ni al chantaje de unos ni a la presión de otros y cumple la Ley"

MADRID, 4 May. (EUROPA PRESS) -

La vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de la Presidencia, María Teresa Fernández de la Vega, aseguró hoy que el Ejecutivo, en relación a la impugnación de listas sospechosas de estar contaminadas por Batasuna, "no cede ni al chantaje de unos ni a la presión de otros". "El Gobierno cumple y cumplirá siempre la Ley, sin chantajes ni presiones y en defensa de los intereses de la mayoría y en cumplimiento estricto de la legalidad", remarcó la vicepresidenta.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, De la Vega recalcó que, en este asunto, el Ejecutivo ha trabajado sobre "hechos ciertos" que, dijo, son "que Batasuna no estará en las elecciones", que se han impugnado "todas" las agrupaciones de electores vinculadas a ASB, que no se ha inscrito a Abertzalen Sozialisten Batasuna como partido político y que se han impugnado "más de 120 candidaturas de ANV" a través del procedimiento "estudiado con rigor por los servicios jurídicos del Estado y la Fiscalía General" porque se ha considerado que ese era el "mejor" método.

El Gobierno, remarcó entonces, "ha tomado cuantas decisiones estaban en su mano de acuerdo con la Ley de Partidos Políticos y con las reglas del Estado de Derecho y en estos momentos es la Sala del 61 del Tribunal Supremo la que tiene que tomar las decisiones que procedan en relación con el planteamiento efectuado por el Gobierno a través de la Fiscalía y el servicio jurídico del Estado".

"TORCER LOS ARGUMENTOS".

La vicepresidenta defendió la actuación del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero en este asunto asegurando que "son otros" los que "pretenden torcer los argumentos para intentar retorcer la Ley". En ese punto, enfatizó que el Ejecutivo "no cede ni al chantaje de uno ni a la presión de otros", en alusión a Batasuna y al PP.

No obstante, De la Vega no quiso identificar a los destinatarios de sus palabras al ser interrogada sobre ello y se limitó a señalar que era muy "evidente" quien usaba la afirmación "chantaje" y quien trata de presionar.

"Ningún tipo de chantaje ni de presión afecta al Gobierno", se limitó a repetir, negándose a valorar el hecho de que el PP presentase ayer jueves ante el Tribunal Supremo un escrito en el que se pedía la impugnación de la totalidad de listas de ANV. "El Gobierno actúa con arreglo a los intereses de la mayoría, con la Ley en la mano y con respeto al Estado de Derecho", subrayó.

ANV: SIN INDICIOS SUFICIENTES PARA ILEGALIZACIÓN

La portavoz del Ejecutivo manifestó, en relación a ANV, que Fiscalía y Abogacía del Estado han considerado que hay determinadas candidaturas que, de acuerdo a la jurisprudencia del Tribunal Constitucional, no presentan "ningún reparo desde el punto de vista de la constitucionalidad o de su adecuación a la Ley de Partidos Políticos".

Por ello, continuó, el criterio "más adecuado" era impugnar todas aquellas listas que "concurren bajo la percha de un partido respecto del cual, hoy por hoy, no se ha considerado que existieran indicios suficientes para en estos momentos proceder a su ilegalización".Por esas razones, añadió, la opción era impugnar las candidaturas de ANV en las que sí se daba la concurrencia de criterios establecidos por Supremo y Constitucional.

Respecto a si el Gobierno, una vez iniciado el procedimiento de impugnación de candidaturas, descarta abrir de manera paralela el proceso de ilegalización de ANV, De la Vega se remitió a las explicaciones dadas. "Este es el momento en que nos encontramos y no vamos a ir más allá del momento en el que estamos", aseguró.

Por último, y sobre el debate acaecido en el seno de esta sede judicial sobre la vía de impugnación elegida, De la Vega indicó que todas las opiniones son respetables y que el debate es legítimo.