Publicado 29/07/2021 10:06CET

Asens (comunes) cree que sacar a Iceta de Política Territorial "no es un buen mensaje"

Archivo - Jaume Asens
Archivo - Jaume Asens - EUROPA PRESS/E. Parra. POOL - Europa Press

BARCELONA, 29 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Unidas Podemos en el Congreso y dirigente de los comuns, Jaume Asens, ha asegurado este jueves que cambiar al ministro Miquel Iceta del Ministerio de Política Territorial al de Cultura y Deporte "no es un buen mensaje" para el diálogo en Cataluña.

"No nos acaba de satisfacer que se cambie a Iceta. Se envía un mensaje; sobre todo, si es sustituido por una persona cercana a [Emiliano García] Page", ha dicho en una entrevista en Catalunya Ràdio recogida por Europa Press, en referencia a la nueva ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez.

Ha celebrado la prórroga del 'escudo social' que ha aprobado el Gobierno este jueves, pero ha defendido que los morados eran partidarios de alargarlo hasta el 31 de diciembre, no solo hasta el 31 de octubre, y ha añadido que no renuncian a que se pueda volver a hacer prolongar.

EL DECRETO SOBRE LAS FIANZAS

También ha dicho que, si el Consell de Garanties Estatutàries (CGE) avala este jueves el decreto del Govern para crear un fondo que pague las fianzas del Tribunal de Cuentas, los comuns votarán a favor de convalidarlo en el Parlament.

Sin embargo, ha criticado cómo se ha hecho este decreto, pese a que lo cree necesario: "Nos genera dudas la forma en que se ha hecho, poniendo el foco en el Institut Català de Finances (ICF). Se podría haber hecho mejor".

REFORMAR LA SEDICIÓN

Sobre la reforma del delito de sedición, Asens ha reiterado que su intención es llevarlo a la mesa de diálogo, porque "es lo que permitiría crear las condiciones para que los exiliados pudiesen volver".

Ha concretado que, si volviesen, deberían pasar por un proceso judicial, porque aún se les imputaría malversación, aunque no implicaría penas de prisión, pero "no se puede descartar el indulto si no es suficiente" con la reforma de la sedición.