AVE.- Refuerzan varios edificios con grietas del distrito de Sants de Barcelona

Actualizado 02/11/2007 20:44:37 CET

Los vecinos culpan a las obras del AVE de las grietas, mientras que Adif lo niega

BARCELONA, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) ha empezado a instalar un sistema de micropilotajes en varios edificios del barrio de Sants de Barcelona, donde durante las últimas semanas han aparecido varias grietas, según denunciaron sus propietarios.

Fuentes del Adif manifestaron a Europa Press que no son las obras del AVE las que provocaron las grietas en la junta de separación de dos edificios, situados en los números 48 y 50 de la calle Tinent Flomesta. Pese a que las obras no se deben a las obras del AVE, Adif optó por reparar y reforzar dichos bloques, manifestó una portavoz de dicho órgano estatal, que añadió que la seguridad de los edificios está garantizada.

"Las obras del AVE no provocan la patología, sino que la ponen de manifiesto", manifestó esta portavoz, quien recordó que estos bloques están construidos uno en los años 20 y otro en 1935, y que el segundo bloque no está bien sujeto a la estructura del primero, lo que es "un defecto constructivo importante".

El sistema de micropilotajes se empezó a colocar de los números 39 al 57 de la calle Antoni de Campany, la vía perpendicular a Tinent Flomesta y por la que discurre la actual vía de ancho ibérico y también la del AVE, que es de ancho internacional.

Una de las afectadas, Aurora Pellicer, que reside en el número 50 de la calle Tinent Flomesta, denunció el pasado viernes a Europa Press que aparecieron grietas entre el bloque de pisos donde reside y el de al lado, el número 48, y lo atribuyó a las obras del AVE, algo que Adif desmiente. Dicha grieta iba "de arriba a abajo" del edificio, que tiene cuatro plantas, y cada día era mayor, explicó.

Pellicer aseguró hoy a Europa Press que Adif está tapando "con cemento" las grietas. Además, solicitó a Adif un informe por escrito concretando la causa de las grietas y comprometiéndose a "hacer seguimiento" de futuros desperfectos, cómo se comprometieron "oralmente".

"Hace cinco años que se reparó la fachada y no había ninguna grieta", indicó Pellicer, para recordar que tiene el piso "lleno de grietas", aunque la más grande "y que cada vez era mayor" era la de la fachada, situada entre la separación de los números 48 y 50 --donde reside--, y que el Adif ya ha tapado exteriormente.

Pellicer explicó que en los próximos días Adif empezará a hacer las reparaciones de las grietas en el interior del edificio, que de momento, sólo las han hecho en un piso, ya que "al vecino, que vivía de alquiler, se le caían trozos del techo encima, ya pasaba de la anécdota y era peligroso".