Barcelona prevé que las playas afectadas por el temporal estarán en buen estado para Semana Santa

Actualizado 29/12/2008 15:50:52 CET

BARCELONA, 29 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Barcelona prevé que las playas afectadas por el temporal de este fin de semana volverán a estar listas para el uso en Semana Santa, al principio de la temporada de baño, a pesar de los "importantes" daños que han sufrido, según reconoció hoy la quinta teniente de alcalde de Medio Ambiente, Imma Mayol.

La capital catalana no registraba un temporal tan fuerte desde 2001, cuando el Ayuntamiento estimó los daños en más de cinco millones de euros y se perdieron más de 80.000 metros cúbicos de arena. El de este fin de semana también hizo perder arena y afectó pasarelas, duchas, parte del paseo marítimo y algunos locales y restaurantes.

La reparación de los desperfectos en los espacios públicos la realizará el Consistorio con el Área Metropolitana y el Ministerio de Medio Ambiente, a quien Mayol pidió que asuma el coste de restablecer la arena. También se reparará el mobiliario, la señalización y, después de Reyes, empezarán las obras del dique de la Mar Bella.

En rueda de prensa, Mayol precisó que las playas más afectadas fueron la zona de poniente de la Barceloneta, la Nova Mar Bella y la de Llevant. Por contra, las de Nova Icària y Sant Sebastià quedaron en mejores condiciones, lo que la teniente de alcalde atribuyó a los últimos trabajos de estabilización del litoral barcelonés.

La teniente de alcalde pidió "prudencia" a los barceloneses que se acercan a la playa para ver los efectos del temporal, ya que "no se puede circular por la arena". El mal tiempo también se notó en el resto de la ciudad, obligando a los Bomberos a hacer 164 salidas entre el Día de Navidad y hasta ayer.

Los servicios municipales tuvieron que realizar unas 200 actuaciones, buena parte de las cuales --140-- se hicieron en el arbolado. El resto se repartieron entre las cloacas --23--, hundimientos de calzadas y aceras --12--, farolas --8--, cajas de luz abiertas --7-- y semáforos caídos --5--.

Mayol afirmó que "es muy difícil de saber" la dimensión que tendrán los temporales y afirmó que los diques permiten disminuir los daños, unas estructuras que se prevé tener ante todas las playas en 2010. Como cada año, los servicios municipales retiraron de la playa en noviembre elementos móviles como duchas en previsión de temporales.