Actualizado 13/04/2007 15:59 CET

Barrio dice que PSE tiene "libre" capacidad de decisión para acudir al acto de víctimas, que cree que "no es sincero"

Critica que Rojo es "un portavoz cualificado de Ferraz" para anunciar "la alianza nacionalista-socialista"

BILBAO, 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del PP vasco, Carmelo Barrio, afirmó hoy que el PSE-EE tiene "libre" capacidad de decisión para optar por participar o no en el acto institucional de homenaje a víctimas que se celebrará el próximo día 22 en Bilbao y en el que el Partido Popular no estará presente teniendo en cuenta la postura de "la mayoría de las víctimas". En este sentido, consideró que el acto "no es sincero" y que el lehendakari pretende usarlo para "su propio protagonismo".

En una rueda de prensa en Bilbao se refirió, de esta manera, al anuncio realizado ayer por el PSE de que acudirá al acto de homenaje, aunque mostró su preocupación por "la contestación" que ha tenido la iniciativa entre las víctimas, que evidencia "no se ha consensuado suficientemente".

El dirigente del PP indicó, preguntado por la postura socialista, que el PSE-EE tiene "libre decisión" de participar o no en la convocatoria y que el PP, por su parte, debe responder de su propia decisión de no acudir a un acto que "no es sincero" y que, a su entender, el lehendakari, Juan José Ibarretxe, desea utilizar para "su propia propaganda y protagonismo".

El dirigente del PP vasco reiteró que su partido ha optado por no estar presente en el acto porque no es avalado "por la inmensa mayoría de las víctimas", que han "descalificado" el homenaje porque "no se ha contado con ellas". Asimismo, añadió que "profundiza en una estregia de división de los colectivos de víctimas"

Barrio destacó que, a la vez que convoca este acto, el Gobierno vasco "sigue financiando los viajes" de los familiares de ETA, por lo que cuestionó "dónde está la sinceridad".

"Las víctimas han dicho, en su inmensa mayoría, lo que han dicho y ahí estaremos con ellos para entender que ellos son los que tienen la razón y no Ibarretxe", concluyó.

"PORTAVOZ CUALIFICADO DE FERRAZ"

Por otro lado, Carmelo Barrio criticó que el presidente del Senado, Javier Rojo, se haya convertido en "altavoz" de la estrategia de "convergencia política" que "alienta" el Partido Socialista en relación al PNV. A su juicio, el PSE mantiene "una obsesión por tocar poder" en Euskadi "de la mano del PNV".

En este sentido, criticó que los socialistas "quieren gobernar" con PNV, "cuando hoy el nacionalismo es más radical" y "profundiza" en el Plan Ibarretxe, en "la división interna entre vascos y externa con el conjunto de España". "El PSE se echa en brazos del nacionalismo y pierde el sentido constitucionalista para seguir engrasando la directriz del Plan Ibarretxe", lamentó.

Asimismo, censuró la "obsesión por Álava" de Javier Rojo, a quien acusó de querer "entregar al gobierno del nacionalismo de nuevo" a pesar de que, en este territorio se ha demostrado que es posible "mejorar el nivel de vida de los ciudadanos" sin estar "sometidos" al Plan Ibarretxe.

Para Barrio, el presidente del Senado "ha venido como portavoz cualificado de Ferraz", que ha decidido "la alianza nacionalista-socialista, que el socialismo se entienda con el nacionalismo en Navarra, en Álava, en el conjunto de Euskadi".

"Envían a un portavoz cualificado y anuncian la nueva estrategia, esa nueva ciaboga del PSE en relación con sus acuerdos con los nacionalistas", concluyó.