Belloch dice que la sentencia de la Romareda supone no contar con un nuevo estadio para la apertura de la Expo

Actualizado 15/03/2007 15:11:14 CET

ZARAGOZA, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, ha afirmado hoy, en relación a la sentencia del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 2 de Zaragoza, que anula el proyecto y la adjudicación de las obras de remodelación del estadio de la Romareda, que "la única pena es que, como consecuencia de una actitud de la oposición inédita, en términos de la vida política municipal, nos hemos quedado sin estadio para poderlo utilizar en la inauguración de la Expo".

"La sentencia no supone ninguna novedad. Supone que meses después el juez sigue pensando lo que pensaba y, por lo tanto, mantiene los mismos argumentos que mantenía. Por su parte, el equipo de gobierno del Ayuntamiento sigue opinando lo contrario que el juez. Por lo tanto, acudirá al Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) para que se haga, como su propio nombre indica, justicia", añadió Belloch.

El alcalde realizó estas declaraciones tras participar en la presentación de la Carrera Cívico-Militar del Ebro. Juan Alberto Belloch mostró su total acuerdo con la actuación de los servicios jurídicos del Ayuntamiento, que han presentado ante el juez las pruebas, los testigos y la documentación pertinentes para que las obras del estadio siguieran su curso. "Es evidente que pensamos que se ha actuado siempre con arreglo a Derecho, de la manera más razonable y más adecuada", aseguró.

Asimismo, el alcalde reiteró que la sentencia no supone ninguna novedad desde el punto de vista jurídico ni político, ya que el juez no ha modificado su posición inicial. "Sí que es cierto que cuando un juez adopta una medida de suspensión cautelar, todos los prejuicios apuntan a que en la resolución definitiva mantendrá el mismo criterio. Pero preguntarse las razones es entrar en el plano de la conciencia, y eso es imposible", subrayó.

Ante la proximidad de las elecciones, Belloch confesó que "yo agradezco que la resolución no haya salido en plena campaña electoral. Lo razonable ahora es que la solución sobre el tema la tenga que adoptar el siguiente gobierno municipal". Se refirió también al hecho de que la oposición utilice este tema como manera de ganar más votos. "Es lógico y es humano que lo hagan, me parece bien, están haciendo su trabajo", concluye.

Por su parte, el director general de Deportes del Gobierno de Aragón, Pedro García Villamayor, señaló que "lo que no podemos hacer es una batalla política sobre un estadio de futbol. Yo creo que se requiere un acuerdo prácticamente por unanimidad. Que no se produzca más crispación porque si no al final nos quedaremos sin estadio. El resto es acatar la decisión, y evidentemente esperar".