La carga explosiva que ETA utilizó en Castellón supera los 150 kilos pudiendo doblar la utilizada en Durango

Actualizado 28/08/2007 23:58:21 CET

MADRID, 28 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los análisis efectuados hasta ahora por el Grupo Especialista en Desactivación de Explosivos (GEDEX) de la Guardia Civil apuntan que la carga explosiva utilizada por ETA en un olivar de Les Coves de Vinromá (Castellón) supera los 150 kilos de un explosivo de tipo medio del que suele utilizar habitualmente la banda, pudiendo llegar a doblar la cantidad que los terroristas utilizaron en el atentado contra la casa cuartel de Durango el pasado jueves, informaron a Europa Press fuentes de la lucha antiterrorista.

Según precisaron las fuentes consultadas, el motor de la furgoneta Mercedes Vito explosionada en Castellón apareció a 20 metros de donde se produjo la deflagración que provocó un cráter de un metro de diámetro.

Asimismo, el cordón policial se levantó a las 12.00 horas de la mañana y los restos se enviaron al laboratorio de Criminalística de la Guardia Civil.

La furgoneta de Castellón estalló después de que cinco presuntos miembros de ETA secuestrasen el pasado viernes en Las Landas a un matrimonio de Orio (Guipúzcoa) y a su hijo de corta edad que se habían desplazado al sur de Francia de vacaciones con dicho vehículo. Los terroristas pretendían repetir el 'modus operandi' del atentado de la T-4, por lo que pretendían mantener retenida a la pareja hasta cometer un atentado y evitar que denunciasen el robo.

Finalmente, la intervención de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado evito la acción de los terroristas que tan solo dos días antes habían perpetrado un atentado en una casa cuartel de Durango en la que utilizaron entre 80 y 100 kilos de explosivo. Aquel ataque ocasionó numerosos daños materiales y causó heridas leves a dos guardia civiles.