Chad.- La representación diplomática española podrá hablar con los detenidos cuando concluyan todas las declaraciones

Actualizado 03/11/2007 15:42:30 CET

MADRID, 3 Nov. (EUROPA PRESS) -

Las auxiliares de vuelo españolas detenidas por las autoridades chadianas por su relación con el traslado de 103 menores por parte de la ONG francesa 'Arca de Zoé' han terminado de declarar en el Palacio de Justicia de Yamena, informó a Europa Press un responsable de Exteriores desplazado hasta el país africano, quien precisó que las autoridades chadianas "han insistido en que los diplomáticos y cónsules no tuvieran contacto con los detenidos hasta después de tomarles declaración, porque están en fase de instrucción".

El responsable apuntó que estaban pendientes de declarar el piloto y el copiloto del vuelo de la compañía aérea Girjet. En este sentido, señaló que el orden de las comparecencias --iniciadas en torno a las 10.00 horas de hoy (hora local)-- estaría determinado por el grado de relación con los hechos, por lo que "sería de prever que las declaraciones fueran más prolongadas".

Asimismo, dijo comprender que los españoles detenidos están viviendo una situación "incómoda" que les hace sentir "desprotegidos" y "abandonados" por no haber podido tener contacto con el cónsul español. Después de que las auxiliares de vuelo manifestaran este sentimiento ante los medios de comunicación desplazados al tribunal de justicia, el portavoz diplomático recordó que "no es una cuestión que afecte solamente a los españoles", ya que "ni los franceses ni el belga (detenidos) han tenido contacto con sus autoridades desde el momento del traslado".

"Las autoridades chadianas han asegurado que cuando terminen las declaraciones podrá producirse la visita de asistencia consular" y que aunque la diplomacia española ha insistido en que esta visita se produzca lo antes posible, las autoridades han señalado que prefieren que tenga lugar "cuando terminen todas las declaraciones". En este contexto, las gestiones del Ministerio de Asuntos Exteriores español se han centrado en subrayar la "importancia" de que los detenidos "reciban asistencia consular" y de que "las condiciones de detención sean adecuadas".

CONDICIONES DE DETENCIÓN

El centro de detención al que fueron trasladados los españoles corresponde a un centro que para los estándares chadianos es de "máxima seguridad", lo que no debería ser interpretado como "una incriminación acentuada de los detenidos", sino como, afirmó el responsable de Exteriores, "un esfuerzo de las autoridades chadianas por garantizar su seguridad". "Las autoridades chadianas están haciendo un esfuerzo con estos detenidos y las condiciones de detención son mucho mejores que las del resto de detenidos en las cárceles", agregó.

En este sentido, el propio ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, contactó con su colega chadiano para comunicarle la importancia de que el traslado se produjera "con todas las garantías".

GESTIONES CONSULARES

A pesar de la sensación de abandono que sienten los detenidos al no haber podido ver a los representantes españoles, desde Exteriores señalan el "trabajo firme" que está realizando, desde las gestiones para facilitar una lista de abogados que "pudieran asumir la defensa con éxito", hasta las gestiones para asegurarse de que "las condiciones de detención fueran lo más buenas posibles".

En este sentido, el cónsul español en Camerún, Vicente Mas, está adquiriendo una serie de artículos de primera necesidad para los detenidos que le han sido solicitados a través de los abogados, tales como ropa limpia, material de aseo, mosquiteras, comida y agua, que "puedan mejorar su situación, que comprendemos que es incómoda y que les hace sentirse desprotegidos", señaló el responsable de Exteriores.