Actualizado 20/12/2013 16:01

Barcelona la apoya y el líder del PSC se ausenta en la votación

Jordi Portabella (PpB) en el pleno del Ayuntamiento de Barcelona
EUROPA PRESS

Martí critica a los socialistas alinearse con el eje "unionista y recentralizador" PP-C's

BARCELONA, 20 Dic. (EUROPA PRESS) -

El pleno del Ayuntamiento de Barcelona ha aprobado este viernes con los votos de CiU, ICV-EUiA y UpB una proposición de apoyo al acuerdo sobre la fecha y la pregunta de la consulta soberanista alcanzado la semana pasada, y dos de los 11 ediles del PSC se han ausentado y no han participado ni en el debate ni en la votación.

Los dos concejales socialistas que no han estado presentes en el debate y no han votado son el presidente de su grupo municipal, Jordi Martí --que en varias ocasiones ha marcado distancias con el posicionamiento de la dirección del PSC sobre el debate soberanista--, y la concejal Montse Sánchez.

En el texto, que había propuesto UpB y al que PSC y PP han votado en contra, se insta al Gobierno municipal a "colaborar con el Parlamento y la Generalitat con tal de hacer posible el referéndum sobre el futuro político de Cataluña" y también se manifiesta el apoyo del Ayuntamiento a este pacto.

CRITICA A LA DIRECCIÓN DEL PSC

En declaraciones a los medios tras la votación, Martí ha asegurado que no le gusta haberse ausentado pero ha actuado en consecuencia con su postura, y cree que "es una sensación compartida por muchos compañeros del partido que no se ven representados por las decisiones que la dirección ha estado tomando", a la que ha reprochado que no afianza el catalanismo fundacional del PSC.

"Hay un sentimiento muy amplio dentro del PSC que estaría más cerca de posiciones que he tratado de defender que de lo que hoy la dirección representa", ha criticado y, al preguntársele si teme que le expulsen del partido, se ha mostrado convencido de que esto no ocurrirá y ha agregado que en el PSC no sobra nadie.

Martí ha lamentado que votar 'no' a la proposición ha situado al PSC "claramente en el eje unionista y recentralizador del PP y C's", ha considerado que los socialistas deberían haberse abstenido y ha agregado que la concejal Montse Sánchez también se ha ausentado en desacuerdo con la postura del PSC en el debate.

Al preguntársele si hubiese participado en el brindis que convocó la Delegación del Gobierno en Cataluña coincidiendo con el Día de la Constitución, Martí ha criticado que el PSC participara --acudió el líder del partido, Pere Navarro--: "Brindar por una Constitución que es un freno para las aspiraciones de los ciudadanos de Cataluña es un error".

En cuanto a qué votará él a la consulta soberanista, Martí ha afirmado que primero debe convocarse, pero ha afirmado que a la primera parte de la pregunta votaría 'sí' y en cuanto a la segunda: "A mi me gustaría poder votar que 'no', pero para ello el Estado debe modificar mucho su sensibilidad hacia Cataluña".

SIN VOTO NOMINAL

Se había barajado que el voto a la proposición fuese nominal, y tras la votación el líder de UpB, Jordi Portabella (ERC), ha justificado no haberlo pedido para no marcar a los socialistas que votaran diferente a su partido, y está convencido de que ante las actitudes que mantiene el Gobierno central habrá "muchos socialistas" que se acercarán a las posiciones independentistas.

Que la consulta es ilegal es uno de los argumentos que ha esgrimido el líder del PP, Alberto Fernández Díaz, mientras que el portavoz del PSC, Gabriel Colomé, ha reprochado que se vuelve a hablar de "ciencia ficción", porque considera que la consulta no se hará sino que habrá unas elecciones anticipadas, y que en todo caso se trata de una encuesta sin rigor científico ni político.

Fernández Díaz ha criticado que "se ha emprendido por parte de algunos una huida hacia ninguna parte y lo saben, y que además es ilegal", cree que el adversario de Cataluña no es España sino la crisis económica, y ha justificado su voto contrario con que es un 'no' a la independencia y un 'sí, sí' a Cataluña y a España.

Portabella ha reivindicado en el pleno que a su propuesta "los demócratas votan que 'sí", y ha agregado que es ciencia ficción no reconocer la movilización sostenida que mantienen miles de personas desde hace años para votar, concluyendo que la Constitución siempre perderá frente a la democracia.

El primer teniente de alcalde y responsable de Presidencia, Joaquim Forn, ha explicado que con la consulta se reafirma "el compromiso con la democracia, la paz y Europa", y que votar no es un problema jurídico sino la solución política democrática para dar cabida a los anhelos de la gente en la calle; Isabel Ribas (ICV-EUiA) cree que con la consulta se recogen todas las sensibilidades.