Actualizado 23/09/2015 20:26 CET

Convergència (CDC) y Unió (UDC) se unen para rechazar la reforma exprés del TC

J.A.Duran y P.Macias
EUROPA PRESS

MADRID, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

Convergència (CDC) y Unió (UDC), que rompieron CiU por el proyecto independentista, han unido fuerzas en el Congreso para presentar un texto alternativo a la reforma exprés del Tribunal Constitucional que ha planteado el PP.

Las dos formaciones, que comparten grupo parlamentario porque en caso contrario los diputados de Unió habrían acabado en el Grupo Mixto, abogan en su texto alternativo por dejar como está la actual redacción de la ley orgánica del TC.

Los antiguos socios de coalición han suscrito el mismo articulado, como exige el Reglamento, pero cada uno ha presentado su propia justificación para oponerse a la pretensión del PP de dotar al TC de herramientas para ejecutar sus sentencias e incluso suspender a las autoridades que las incumplan.

PELIGROSO DESEQUILIBRIO INSTITUCIONAL

Para CDC, la reforma de Tribunal Constitucional que impulsa el Grupo Popular modifica "peligrosamente" los equilibrios y contrapesos institucionales y otorga al presidente del TC, ahora un exmilitante del PP, la capacidad de suspender de funciones a autoridades elegidas democráticamente sin que las Cortes Generales tengan nada que decir.

En este sentido, el portavoz de CDC en el Congreso, Pere Macias, considera que "es una iniciativa ad-hoc antipersona, concretamente anti-President Mas".

Además, Macias cree que con esta reforma se coloca al TC por encima de las decisiones colectivas que acuerdan los ciudadanos y quedaría cuestionada la separación de poderes y la separación entre decisiones políticas y jurídicas.

Por su parte, Unió cuestiona la constitucionalidad de la reforma del PP y afirma que el actual marco jurídico de la Ley del TC ya contempla suficientes herramientas para resolver las cuestiones planteadas por el Grupo Popular.

ASÍ SÓLO VAMOS AL ABISMO

La diputada Montse Surroca, como ya hizo en el debate de hace una semana, insiste en que el PP se está equivocando al defender esta reforma y recuerda que el problema catalán debe resolverse políticamente y no a través de una nueva instrumentalización del Tribunal Constitucional.

Así, la dirigente democristiana cree un error pensar que una iniciativa parlamentaria para a resolver el problema catalán y ha recalcado que es "absolutamente necesario el diálogo, el pacto y la consulta como único camino". Según asegura, el partido que lidera Josep Antoni Duran i Lleida no se va a mover de la vía del diálogo y se queja de que el PP "sólo llevará al abismo y a un inevitable choque de trenes".

Para leer más