La corrida de rejones del 7 de agosto lidera la venta de entradas para la Feria Taurina de La Blanca en Vitoria

Actualizado 01/08/2007 20:29:18 CET

VITORIA, 1 Ago. (EUROPA PRESS) -

La corrida de rejones prevista para el próximo 7 de agosto en Vitoria lidera la venta de entradas para la Feria Taurina que se celebrará durante las fiestas de La Blanca.

En un comunicado, los organizadores explicaron que la venta para los carteles del resto de las tardes va también "a buen ritmo", con una afluencia constante de aficionados a los puntos de venta.

Tras destacar "la exitosa experiencia" vivida el pasado 25 de julio, Día del Blusa, con un espectáculo taurino que logró cubrir los graderíos en más de un 90% de su aforo, las perspectivas para las jornadas festivas "resultan también halagüeñas".

Hasta la fecha, de las cinco tardes programadas para la Feria Taurina de La Blanca en el Multiusos, el mayor tirón en las taquillas corresponde a los rejones del día 7. Esa tarde, los toros corresponderán a la ganadería de Pedro y Verónica Gutiérrez para los rejoneadores Pablo Hermoso de Mendoza, Fermín Bohórquez y Andy Cartagena. Hasta el pasado lunes, las reservas ya habían sobrepasado la mitad del aforo del recinto, que cuenta con 7.788 localidades.

A ésta le siguen, aunque con una diferencia muy escasa, las corridas del domingo 5 (con el vitoriano José Miguel Berbetoros, que tomará la alternativa, junto a Matías Tejela y Juan Bautista), del miércoles 8 (con José Mari Manzanares, Enrique Ponce y El Cid), del jueves 9 (con Sebastián Castella, El Juli y César Jiménez), y del lunes 6 (con López Chaves, Miguel Abellán y Uceda Leal).

La Comisión Vitauri, organizadora de la feria, mostró su "satisfacción" por la reciente celebración de la corrida del Día de Santiago, así como por las previsiones de cara a la feria.

"Estamos muy contentos de cómo van las cosas", señaló su portavoz, Ramón Garín, que agregó que el pasado 22 de abril "hubo un lleno absoluto" y el 25 de julio "se cubrió más del 90% de la plaza".

En este sentido, añadió que están trabajando "con seriedad" y que el aficionado "está sabiendo valorarlo". "De cara a la feria, el público verá que todas las corridas tienen muy buena pinta, porque la plaza de Vitoria está recuperando el sitio que se merece", concluyó.