Actualizado 28/06/2007 02:01 CET

Defensa ordena el envío "urgente" a Líbano de vehículos con inhibidores

MADRID, 28 Jun. (OTR/PRESS) -

El Jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD) ha ordenado enviar "urgentemente" cuatro vehículos BMR con inhibidores de frecuencia, otros tres durante esta semana, y casi 30 dispositivos más para instalarlos en otros vehículos en el Líbano. El ministro de Defensa, José Antonio Alonso, achacó ayer la carencia de los dispositivos a que las tropas españolas desplazadas en el exterior sólo disponen de ellos desde verano de 2005, y en el Líbano el riesgo de atentando por un explosivo activado por radiofrecuencia era "bajo". Defensa adelantó en enero un millón de euros a una empresa como "provisión de fondos anticipada" para pagar los 70 sistemas de protección previstos.

El envío de los nuevos medios se acompañará de un grupo de técnicos y especialistas del Ejército de Tierra, que se trasladarán con los dispositivos individuales para instalarlos en otros vehículos de la base Miguel de Cervantes, en Marjayún. Un portavoz oficial del Ministerio de Defensa no puso fecha a la completa instalación dada la complejidad y el tratamiento específico de los BMR, aunque afirmó que se hará en el "tiempo mínimo posible".

El ministro de Defensa, José Antonio Alonso, justificó ayer el tardío envío, días después de que seis militares del ejército falleciesen en El Líbano por un ataque con coche bomba acccionado a distancia. Alonso manifestó que el escaso riesgo en la zona permitía a los BMR funcionar sin inhibidores, en declaraciones a TVE.

LA MISIÓN EN CIFRAS

El Ministerio adelantó en enero de este año un millón de euros para "provisión de fondos anticipada" a una empresa, "única homologada para este tipo de trabajos" y que "van donde tienen que ir y cumplen como tienen que cumplir". Hasta el momento, y según un portavoz oficial de Defensa, el Ministerio ha destinado 108 millones a la misión española en el Líbano bajo el paraguas de la ONU. La mencionada cantidad ha pagado "material, equipo y mantenimiento" y supone la "mayor cifra gastada" por España en una misión de paz, pese a que comenzó en septiembre de 2006.

El Estado Mayor del Ejército de Tierra está desglosando todos los pasos seguidos en el proceso de contratación en enero de los sistemas inhibidores de frecuencia confirmados por Defensa hasta el momento, un total de 70. Fuentes militares confirmaron que, con este informe, se pretende reflejar y aclarar el desarrollo de la adjudicación, realizado por un procedimiento negociado sin publicidad para así ganar en celeridad.

Por otra parte, Alonso distinguió los inhibidores de frecuencia que se remitirán de forma urgente a los instalados en vehículos oficiales, puesto que los BMR soportan "temperaturas extremas y esfuerzos tremendos". Para desarrollar sus actividades con más garantías, hasta que estén instalados los dispositivos los mandos militares se están ocupando de eliminar "cualquier riesgo de atentado utilizando radiofrecuencia".

El titular de Defensa defendió también la actitud del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. Es el ministro quien tiene que estar "al frente de la situación", recordó Alonso. "Ha hecho todo lo que tenía que hacer un presidente", añadió.

SESIÓN DE CONTROL

Este tema fue tratado ayer durante la sesión de control al Gobierno, después de que el líder de la oposición, Mariano Rajoy, preguntara al presidente por qué tras la muerte de la soldado Idoia Rodríguez, hace cuatro meses en Afganistán, los vehículos de los contingentes españoles desplazados al extranjero no cuentan ya con un inhibidor. Ante esto Zapatero, señaló que los soldados españoles, tanto en Afganistán como en Líbano "tienen la mejor situación en cuanto a seguridad que habían tenido hasta ahora", ya que ha sido la constante preocupación del Ejecutivo.

El líder socialista explicó que los primeros inhibidores "llegaron a los vehículos pesados en verano de 2005", tras lo que el Estado Mayor de la Defensa decidió extender a todos los vehículos la presencia de manera preventiva de inhibidores y desde entonces "han comenzado su instalación". Además, señaló que el PP estuvo "ocho años en el Gobierno y en todo ese tiempo pudieron pensar alguna vez en los inhibidores".

Por su parte, Rajoy reprochó al presidente no contestar con claridad a su pregunta sobre este tema en varias ocasiones y sólo hablar "mal del gobierno anterior".