Dirigentes del PP suscriben las críticas de Casado e instan a Sánchez a romper relaciones con los "golpistas"

Montaje de Pedro Sánchez y Pablo Casado
RICARDO RUBIO/EUROPA PRESS
Actualizado 25/10/2018 17:44:52 CET

MADRID, 25 (EUROPA PRESS)

Dirigentes del Partido Popular han respaldado este jueves a su líder, Pablo Casado, tras las acusaciones vertidas por su presidente, Pablo Casado, contra el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, y han instado a su Gobierno a romper relaciones con los "golpistas" en Cataluña.

En el Pleno del Congreso sobre el Consejo Europeo y la venta de armas a Arabia Saudí de este miércoles, Casado acusó a Sánchez de ser "partícipe y responsable del golpe de Estado que se está perpetrando ahora mismo en España", unas palabras por las que el Gobierno ha dado por rotas las relaciones con el jefe del primer partido de la oposición.

En los pasillos de la Cámara Baja, el secretario general del PP, Teodoro García Egea, ha subrayado que no van a rectificar las críticas a Sánchez, a quien ha censurado por estar negociando los Presupuestos con los "golpistas" en Cataluña, los mismos que le han llevado a La Moncloa. "Los españoles a eso en la calle le llaman colaborar con un golpe de Estado", ha apuntado.

ROMPIÓ RELACIONES "HACE MUCHO TIEMPO"

En todo caso, García Egea ha recalcado que Sánchez ya rompió "hace mucho tiempo" relaciones con quienes, como el PP, creen que el futuro de España deben decirse entre todos. "Sánchez ha decidido estar en la parte de aquéllos que pretenden cercenar los derechos y libertades de todos en lugar del constitucionalismo --ha dicho--. Es una decisión de Sánchez y los españoles deberán juzgarlo en las urnas.

El dirigente 'popular' ha contrastado la forma en la que el Gobierno de Mariano Rajoy reaccionó ante el quebramiento de la legalidad en Cataluña, con la aplicación del artículo 155 de la Constitución, con el proceder de Sánchez.

"Nosotros reaccionamos apoyando a los jueces y fiscales, y otros reaccionan negociando los Presupuestos en la cárcel o en Bruselas con un prófugo de la justicia", ha destacado, incidiendo en que en la próxima conversación que Sánchez o el líder de Podemos, Pablo Iglesias, tengan con el expresidente catalán Carles Puigdemont lo que tienen que hacer es pedirle que atienda el requerimiento de la justicia española y "no siga huido".

Para la portavoz del Grupo Popular, Dolors Montserrat, es Pedro Sánchez quien tiene "la oportunidad" de continuar manteniendo relaciones con el PP, al que necesita para su propuesta de reforma constitucional o para la renovación del CGPJ. A su juicio, si el Gobierno quiere romper con alguien, debería hacerlo con los independentistas: "Es Sánchez quien tiene que recomponer lo que rompió unilateralmente --sostiene--. Quien se ha movido y salido de la centralidad ha sido Pedro Sánchez".

"UN GOLPE DE ESTADO INSTITUCIONAL"

En esta misma línea, el secretario general del PP en el Congreso, José Antonio Bermúdez de Castro, ha apuntado que lo que está haciendo Sánchez es "un golpe al Estado institucional" al estar "permitiendo que siga el desafío rupturista" de la Generalitat.

"Entendemos que se es partícipe de esta situación por comisión y por omisión, que es lo que creemos que se está produciendo en este caso", ha manifestado Bermúdez de Castro, antes de censurar que el presidente no aplique ya el 155 al ser "rehén" de los acuerdos alcanzados con los independentistas en la moción de censura.

Por su parte, el portavoz adjunto del Grupo Popular Carlos Floriano también ha suscrito las palabras de Casado contra Sánchez, quien entiende que tiene "hipotecas" que pagar a los independentistas catalanes por auparle a La Moncloa, pero le ha pedido que deje de "sobreactuar tanto". "Con Sánchez todo es actuar, desde montar en el Falcon hasta donar sangre", ha apostillado.

Por último, Rafael Hernando, también miembro de la dirección del Grupo Popular, al ser preguntado por el tono utilizado por Casado para dirigirse a Sánchez este miércoles, ha replicado que en el Congreso se han escuchado cosas "muchísimo más duras" como cuando se tildaba de "asesino" a José Aznar. Por eso, ha pedido a Sánchez que "no exagere" y "no se tire al suelo" quejándose de que le han llamado golpista.