Actualizado 31/12/2007 15:56 CET

EA dice que 2008 debe ser el año del ejercicio del derecho a decidir y la consulta el instrumento para la paz

BILBAO, 31 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Eusko Alkartasuna, Unai Ziarreta, compartió con el lehendakari, Juan José Ibarretxe, que 2008 "tiene que ser el año del ejercicio del derecho a decidir" y añadió que la consulta popular convocada por el Gobierno vasco para el próximo 25 de octubre "debe ser un instrumento para avanzar hacia la pacificación y la normalización política".

En un comunicado, Ziarreta valoró positivamente el discurso de fin de año de Ibarretxe, que "se hace eco" de las principales reivindicaciones de Eusko Alkartasuna. "Es el momento de trabajar para lograr consensos, pero sin olvidar que en democracia lo que vale es el criterio de la mayoría", precisó.

El dirigente abertzale se mostró convencido de que el año que comienza tiene que ser "el de la decisión". "Vivimos un momento histórico y es la hora de reivindicar el derecho de autodeterminación, pero no como un ejercicio teórico, sino para ejercerlo", agregó.

A su juicio, en el 2008 se debe avanzar hacia la pacificación y la normalización política "y la consulta anunciada por el Gobierno vasco va a ser uno de los instrumentos para ello".

El presidente de Eusko Alkartasuna señaló que "pacificación y normalización son ámbitos interrelacionados, pero que no deben condicionarse mutuamente porque la normalización política no puede estar limitada por ningún elemento ajeno a la voluntad de la ciudadanía: ni ETA, ni los gobiernos francés y español, ni ninguna clase de veto".

"ESFUERZO PARA EL CONSENSO"

En este sentido, subrayó que "en este momento político tan importante, los partidos políticos deben hacer un mayor esfuerzo para conseguir el mayor consenso posible, pero sin olvidar que en democracia, a falta de unanimidad, lo que vale, lo que es lícito y legítimo, es la opinión de la mayoría".

En el camino hacia el acuerdo, el presidente de la formación socialdemócrata apostó por el "diálogo político con contenidos, resolutivo y sin exclusiones, porque la negación del diálogo es la negación de avanzar en la solución democrática al conflicto político vasco".

Ziarreta reconoció que la inminencia de las elecciones generales en marzo "no ayudará a avanzar en la resolución del conflicto, porque el PSOE ha elegido el camino de la represión por miedo a los resultados electorales que ensayar nuevas recetas en Euskal Herria le daría en el Estado", pero aseguró que "los intereses partidistas coyunturales del PSOE y PP, no van a poder impedir que avancemos en el sentido en que la ciudadanía vasca decida".

Junto con "las reivindicaciones nacionales", Ziarreta valoró la referencia a los objetivos sociales de la gestión política del Gobierno vasco. "Desde el punto de vista de un partido socialdemócrata, la cuestión social está siempre junto a la cuestión nacional, y Eusko Alkartasuna reclama la autodeterminación, entre otras cosas, como instrumento para avanzar en la calidad de vida de la ciudadanía vasca", explicó.

Por último, destacó que se han conseguido niveles de bienestar "muy aceptables y, en muchos casos, por encima de nuestros vecinos, pero también es cierto que hay que seguir trabajando para que el conjunto de la ciudadanía tengan garantizada su calidad de vida y la igualdad de oportunidades".