Egibar (PNV) pide a PSOE y PP que cierren un "pacto" para sacar la lucha contra ETA de la "disputa electoral"

Actualizado 15/03/2007 14:03:13 CET

Afirma que Zapatero "lo pasará mal" si sigue la división, de la que aseguró que otorga "protagonismo" a la banda

VITORIA, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del PNV en el Parlamento vasco, Joseba Egibar, reclamó hoy al PSOE y al PP que cierren un "pacto" para excluir la política antiterrorista de la "disputa electoral", ya que la división en esta materia otorga a ETA "un protagonismo que no merece". Además, tras atribuir las derrotas de Felipe González y Mariano Rajoy a su actuación ante el problema de ETA, advirtió de que mientras persista el enfrentamiento de ambos partidos, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, "lo pasará muy mal".

Egibar efectuó estas afirmaciones en el transcurso del debate en el pleno de la Cámara de Vitoria de una iniciativa del PP en la que se condenaba una declaración institucional del Gobierno vasco del pasado 14 de diciembre por la presunta equiparación que en ella se hacía del Estado de Derecho y la banda terrorista, algo rechazado desde los partidos del tripartito. El texto no se aprobó al contar sólo con el apoyo de los 'populares' y ser rechazado por el resto de grupos, salvo EHAK, que no participó en el debate.

Tras referirse a la actuación de los partidos laborista y conservador británicos al acordar la exclusión de la política antiterrorista contra el IRA de la "disputa pública", Egibar instó a socialistas y 'populares' a llegar a un acuerdo en el mismo sentido. "Pacten ustedes como el Partido Conservador y el Partido Laborista", reclamó.

"RAZON DE ESTADO"

El portavoz parlamentario del PNV reprochó a PP y PSOE que no hayan aprendido la "lección" del caso irlandés y que, lejos de aplicar una medida de ese tipo, "no solamente discuten, sino que han convertido el tema de la lucha contra ETA en razón de Estado" y en parte de la confrontación electoral, algo que, a su juicio, otorga a ETA "un protagonismo que no merece".

Además, y aunque sin referirse a ellos de forma explícita, subrayó que fue precisamente la gestión del problema de ETA la que acabó con el Gobierno socialista de Felipe González y la que impidió a Mariano Rajoy continuar a Aznar al frente del Ejecutivo central.

"Un presidente de Gobierno socialista, que no voy a recordar su nombre, desapareció de la escena pública; y otro, en vísperas de dar el relevo a su candidato, el señor Rajoy, sucumbió electoralmente por mentir y gestionar mal una situación porque estaba buscando la autoría de ETA", indicó.

"LO PASARA MAL"

En esta línea, advirtió de que mientras que la política antiterrorista no sea excluida de la "disputa electoral", Rodríguez Zapatero "lo pasará muy mal", ya que, además, "no está dando la perspectiva de hombre de Estado". Egibar reclamó al presidente del Ejecutivo que, en lugar de criticar las actuaciones de los gobiernos de Aznar, defienda su política actual con "solidez".

En su opinión, tanto PSOE como PP "tendrán que reconocer al final que hay una sociedad asentada sobre tres o cuatro territorios, como quieran denominarlo, que quiere definir su futuro político en libertad y respetando un sistema de convivencia". Será ése, añadió, el "factor que determinará que exista un presidente socialista o del PP", que deberá tener "visión de Estado" para explicar a los ciudadanos españoles la necesidad de "reconocer el derecho de decisión de los vascos".

PASTOR

Por su parte, el portavoz socialista, José Antonio Pastor, tuvo una breve intervención en la que acusó al PP de plantear un debate "falso" destinado a la "agitación y la propaganda" contra el Gobierno central. Además, explicó que el PSE "no contribuirá a alimentar la farsa de un partido que dice defender la democracia, cuando organiza una nueva versión del Movimiento Nacional por las calles de Madrid".

Desde el PP, Leopoldo Barreda reprochó al PNV que acuse a su partido de reforzar el peso político de ETA, cuando son ellos los que hacen "apostolado permanente por la legitimación política de ETA-Batasuna". Respecto al PSE, le acusó de no haberse leído el texto del PP porque en él no se incluía mención alguna al Ejecutivo socialista.

MESA DE PARTIDOS

El parlamentario de ETA Rafa Larreina denunció la existencia de "sectores" del PP contrarios a la libertad de expresión, de manifestación Y de participación política, e insistió en la necesidad de poner en marcha una mesa de negociación política entre partidos y otro foro integrado por ETA y Gobierno central, este último encargado de analizar cuestiones "técnicas" relativas a la desaparición de la banda.

El portavoz de EB, Oskar Matute, acusó al PP de "resucitar sus propios fantasmas para lanzárselos a los demás" y de haberse quedado "solos", con la única compañía de la "extrema derecha".