Actualizado 08/01/2007 19:39 CET

Ekin.- La Sala rechaza el intento de la defensa de parar el macrojuicio y acuerda seguir mañana con la documental fiscal

MADRID, 8 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Sección Tercera de lo Penal de la Audiencia Nacional rechazó hoy el último intento de la defensa de los 53 procesados en el macrojuicio que se sigue contra el entorno de ETA de paralizar de nuevo la vista oral y acordó que el fiscal Enrique Molina comience mañana a presentar la prueba documental que tenía prevista.

En la sesión de esta mañana, los abogados defensores forzaron una nueva suspensión de la vista oral, al instar al fiscal Molina a retirar la acusación que ejerce contra los 53 acusados, ya que, en su opinión, los hechos imputados se basan en las mismas pruebas del "caso Egunkaria", en el que la Fiscalía pidió el sobreseimiento y archivo al considerar que no había indicios suficientes para mantener que el diario Euskaldunon Egunkaria fuera un instrumento de ETA.

El fiscal Molina se opuso a esta pretensión y se negó a retirar la prueba documental que tenía previsto presentar ante la Sala, aunque pidió un aplazamiento para organizar la amplia e importante prueba documental preparada. La defensa retiró esta mañana por sorpresa la prueba pericial y documental que había propuesto, al entender que si el criterio fiscal del "caso Egunkaria" se aplica al macrosumario 18/98 sólo cabe dictarse una sentencia absolutoria.

Esta tarde el tribunal decidió rechazar los argumentos de la defensa y acordó que el juicio continúe mañana con la documental del fiscal. Está previsto que el representante del Ministerio Público concrete mañana qué cintas y en qué orden deben ser oídas por el tribunal que juzga el "caso Ekin".

Por su parte, el abogado de la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT), Juan Carlos Rodríguez Segura, anunció que su prueba documental será muy similar a la presentada por el fiscal.

Fuentes jurídicas indicaron hoy que para agilizar este trámite lo más posible varios funcionarios se turnarán para dar lectura a los documentos considerados como pruebas por las acusaciones. Al haber retirado sus pruebas la defensa, el juicio concluirá un mes antes de lo que estaba previsto, lo que facilitará la celebración del del 11-M.

AUSENCIA DE LOS ACUSADOS.

El tribunal también rechazó la petición de la defensa relativa a que se permita la incomparecencia de los acusados en el resto de las sesiones de la vista oral. La Sección Tercera basó su negativa en el artículo 731 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, que establece que la Sala "adoptará las disposiciones convenientes para evitar que los procesados que se hallen en libertad provisional se ausenten o dejen de comparecer a las sesiones desde que éstas den principio hasta que se pronuncie la sentencia".

El tribunal que preside Angela Murillo también se opuso al argumento de la defensa de aplicar a los acusados legislación de otros países respecto a esta cuestión, porque "no rige en España", por lo que no procede dispersarlos de acudir a las sesiones del juicio.