Actualizado 13/04/2007 16:56 CET

Estatut.- Llamazares, convencido de que el TC "restablecerá sus equilibrios" para "recuperar su credibilidad"

BARCELONA, 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

El coordinador general de IU, Gaspar Llamazares, se entrevistó hoy con el presidente de la Generalitat, José Montilla, junto al líder de EUiA, Jordi Miralles, y le transmitió su convencimiento de que "se va a producir, en este tiempo, un reequilibrio de la situación en seno del Tribunal Constitucional y va a haber una sentencia de carácter técnico que respetará los contenidos del Estatut".

Llamazares se mostró seguro de que el TC reequilibrará sus fuerzas "para preservar su propia credibilidad", por lo que no quiso hablar de posibles 'planes B' para un eventual recorte o revocación del Estatut por parte del Alto Tribunal.

A la salida de su reunión con Montilla, Llamazares dijo confiar "en el proceso de negociación en el Congreso" para el despliegue del texto, y también en que el TC "tendrá en cuenta que el Estatut es la voluntad de los catalanes y respetará sus contenidos".

Así, Llamazares instó al TC a "primar el consenso" y "no aplicar la fuerza de las mayorías" en los recursos contra el Estatut. El líder de EUiA destacó, en este sentido, que la entrevista con el presidente de la Generalitat estuvo marcada por la "confianza, las coincidencias y la firmeza" tanto en la defensa del Estatut como en materia de políticas sociales.

En su entrevista de algo más de media hora en el Palau de la Generalitat, Montilla y Llamazares constataron "coincidencias" en muchos ámbitos, como "aliados" que son "tanto en el Govern de Entesa como en la mayoría parlamentaria del Congreso", señaló Llamazares.

Ambos dirigentes convinieron también en destacar la "importancia de adelantar compromisos necesarios para Catalunya" en materia de infraestructuras, como el traspaso de la red de Cercanías de Renfe y en la creación del consorcio de gestión del aeropuerto de El Prat de Llobregat (Barcelona), en el que el líder de IU reiteró su posición favorable a "una presencia mayoritaria y determinante" de la Generalitat.

Trataron también de la necesidad de "impulsar una agenda de izquierdas" centrada en las políticas sociales, especialmente tras las elecciones municipales, de las que Llamazares se mostró convencido que "servirán para generalizar esta agenda social" al "conformar mayorías de izquierdas en muchos municipios".