Actualizado 05/02/2007 14:51 CET

ETA.-PP denuncia que algunos de los asistentes al "akelarre" de Bilbao "son los responsables" del atentado de Baracaldo

Critica que ni la Consejería ni el Ministerio lo prohibieran y cree que fue "un akelarre consentido"

VITORIA, 5 Feb. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del PP vasco, Carmelo Barrio, denunció hoy que algunos de los asistentes al "akelarre" celebrado ayer por la izquierda abertzale en el frontón de la Esperanza de Bilbao "son los responsables de lo que, después, ha ocurrido en Barakaldo", en referencia al artefacto explosivo que estalló esta pasada madrugada y que ha destrozado la estación de Renfe.

En una rueda de prensa celebrada en Vitoria, Barrio condenó los atentados de las últimas horas, "como el de Baracaldo, que ha causado gravísimos daños; el de Ugarte, con el ataque a una entidad bancaria; y el artefacto que no ha llegado a explotar en Llodio".

"Todos ellos, graves y gravísimos atentados de ETA-Batasuna, cometidos en dos días en los que ha hecho una nueva exhibición por nuestras calles, plazas y ciudades", consideró el representante del PP.

En este sentido, criticó "el akelarre violento del frontón de Bilbao", en el que participaron miembros "de Jarrai, Batasuna y ETA, que son lo mismo", así como "la orgía de terrorismo callejero en nuestras plazas y pueblos" ocurrida después.

Para Barrio, "todo está perfectamente hilado y forma parte de una estrategia, la única que conoce ETA-Batasuna, que es la de la violencia; todo alrededor de la violencia y de la amenaza una vez más".

En este sentido, dijo que lo ocurrido ayer en la capital vizcaína fue "una escenificación y un acto de propaganda y de exaltación de las referencias de ETA-Batasuna", y añadió que no le cabe ninguna duda de que "algunos de los que estaban allí son responsables de lo que después ha ocurrido en Barakaldo o en Llodio".

Preguntado sobre las declaraciones de hoy del consejero vasco de Interior, quien ha asegurado que este acto no fue "una burla", el representante del PP dijo que Javier Balza "ya nos tiene acostumbrados a este tipo de valoraciones en relación a las concentraciones de ETA-Batasuna".

"AKELARRE CONSENTIDO"

Además, agregó que no entiende cómo "no sólo el consejero de Interior sino el ministro de Interior permitieron un acto" que "se proyecta contra nuestra democracia y contra el Estado de Derecho, y que trata de desprestigiar y de burlar el Estado de Derecho".

"Da la impresión de que hay gato encerrado; de que algo está calculado y medido. Da la impresión de que fue un akelarre consentido", consideró, antes de concluir denunciando que "se han puesto muy pocos medios para prevenirlo y para impedir que se celebre".