ETA.- El PSOE arropará mañana a Zapatero y deplorará la "intolerable" y "definida estrategia" de "erosión" de Rajoy

Actualizado 08/06/2007 22:05:14 CET

"No podemos ser optimistas de aquí al fin de la legislatura", proclama la resolución que aprobará el Comité Federal

MADRID, 8 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Comité Federal del PSOE aprobará mañana una resolución política en la que subraya que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero ha "cumplido su obligación al intentar poner fin a la violencia aprovechando la oportunidad que se abrió tras el alto el fuego de ETA". En el texto, que recoge Europa Press, los socialistas acusan al PP y a su líder, Mariano Rajoy, de "hurtar" su apoyo al Ejecutivo y le atribuyen una "estrategia definida" de intentar erosionarle cuestionando hasta "extremos intolerables" la política antiterrorista.

"Frente al comunicado de la banda terrorista ETA, hemos visto una vez más, con profunda decepción, cómo el PP y Mariano Rajoy han hurtado su apoyo al Gobierno de España", indica el PSOE. "Acusó al Gobierno de traicionar a las víctimas antes del alto el fuego --señala--. Después de la autorización del Parlamento para iniciar el diálogo, el PP siguió acusando al Gobierno, esta vez por humillarse ante los terroristas y hacer concesiones políticas. Ahora, roto el alto el fuego por ETA, ha intentado atribuir al Gobierno la responsabilidad de esa ruptura".

Así, los socialistas remarcan que el primer partido de la oposición "no ha apoyado al Ejecutivo ni antes de la tregua, ni durante, ni una vez rota". "No estamos ante una discrepancia puntual. Estamos ante una estrategia definida y mantenida tenazmente durante toda la legislatura: intentar erosionar al Gobierno cuestionando, a veces hasta extremos intolerables, su política antiterrorista", proclaman.

Por ello, y en la línea de lo que ha sostenido públicamente Zapatero, el PSOE señala que no puede ser optimista "de aquí al fin de la legislatura", aunque su "responsabilidad" es "seguir intentando recuperar la unidad de todas las fuerzas políticas democráticas en torno al Gobierno para luchar contra ETA".

"CONDENA Y RECHAZO".

La resolución del PSOE recuerda el anuncio de ETA del pasado 5 de junio poniendo "fin" al alto el fuego y destaca que la banda terrorista lo "había roto de hecho" el 30 de diciembre de 2006 con el atentado de Barajas y "el asesinato de Carlos Alonso Palate y Diego Armando Estacio".

"Ahora, el comunicado de la banda oficializa lo que ya sabíamos, y es que ETA ha renunciado a aprovechar la oportunidad que la democracia, el Estado de derecho y el Gobierno le brindaron para abandonar definitivamente las armas --apunta--. Ha desperdiciado, una vez más, la oportunidad de poner fin a cuarenta años de muerte, violencia, extorsión y dolor".

Tras expresar su más "enérgica condena" y "contundente rechazo" a la "actitud desafiante de la banda terrorista", remarcan que los criminales saben que no les intimidarán. "Conocen que con su actitud nunca van a conseguir ninguno de sus objetivos; ni lo han hecho durante casi cuarenta años, ni lo harán nunca".

DETERMINACIÓN, FIRMEZA E INTELIGENCIA.

El PSOE asevera que el Ejecutivo combatirá con "determinación, firmeza e inteligencia esta nueva amenaza" y señala que el Gobierno de Zapatero cumplió su "obligación" de intentarlo. "Hizo lo mismo que antes habían hecho los Ejecutivos de Felipe González y José María Aznar y estamos convencidos de que ese ejercicio de su responsabilidad es lo que, precisamente, la mayoría de los ciudadanos esperaba del Gobierno de España", sostiene.

En el escrito, los socialistas agradecen el apoyo y la colaboración que han dado al Ejecutivo "la mayoría de los partidos" en esta materia y recuerdan al PP que no le piden "nada insólito". "Simplemente reclamamos para el gobierno socialista el mismo apoyo que tuvo el del Partido Popular por parte del PSOE cuando gobernaba José María Aznar, todo el tiempo, también cuando ETA rompió la tregua de 1998 y volvió a matar", expone.

Así, asegura que entonces "a ningún socialista se le ocurrió responsabilizar al Gobierno de esa ruptura" y "ninguna voz se levantó desde el PSOE para acusar al Gobierno de bajar la guardia frente al terrorismo".

UNIDAD.

"Nadie en las filas del Partido Socialista disparató atribuyendo a ETA una fortaleza mayor que la que tuvo antes de la tregua", añade el PSOE, que enfatiza que, además de "cerrar filas", propusieron "la firma del Pacto Antiterrorista" para "apoyar al Gobierno".

"En este momento, todos los partidos deben tener la altura de miras y la responsabilidad suficientes para renunciar a cualquier interés particular, en aras de la reconstrucción de la unidad de todos los demócratas frente a la banda terrorista --apunta--. La división nos hace más débiles, y ningún partido ni dirigente tiene derecho a frustrar el clamor de la sociedad española a favor de esa unidad, que es el mejor medio para conseguir la derrota de los violentos".