La fiscal de Criminalidad Informática alerta de la dificultad de rastrear el uso de la moneda virtual por falta de leyes

Publicado 17/05/2019 13:45:06CET

Señala que el ciberdelito más denunciado es la estafa, pero advierte que no es el que se comete con más frecuencia

MADRID, 17 May. (EUROPA PRESS) -

La fiscal de Sala de Criminalidad Informática, Elvira Tejara, ha alertado de las dificultades que existen a la hora de investigar conductas delictivas relacionadas con el uso de monedas virtuales debido a que no existe una regulación específica en la que apoyarse para seguir el rastro de estas actividades.

Así lo ha dicho en una entrevista que ha sido difundida este viernes por la Fiscalía General del Estado, recogida por Europa Press, en la que ha destacado que las investigaciones relacionadas con el 'blockchain' y las criptomonedas son una "materia compleja", ya que se trata de un "sistema de control y gestión de las transacciones descentralizado y sin intermediarios, que lleva a cabo la propia comunidad de usuarios".

En este sentido, ha explicado que los fiscales están tratando de "profundizar" en esta temática a través de actividades formativas para enfrentarse a los procesos penales, en los que existen "dificultades a la hora de investigar" el rastro de dinero, conocer si hay ganancias ílicitas o blanqueo de capitales cuando hay criptomonedas de por medio. Ha subrayado que ello se debe a que no existe una "normativa en la que apoyarse".

Por ejemplo, no hay una regulación sobre los llamados 'exchangers', plataforma de compra y venta de criptomonedas, ha apostillado Tejara, por lo que cuando tienen que hacer requerimientos a esas casas de cambio dependen del "voluntarismo" de los responsables de estos negocios. "A veces nos dan información y otras no sin que tengamos mecanismos legales para obligarles a facilitar dicha información", ha enfatizado.

MUCHAS DENUNCIAS DE UNA MISMA ACTIVIDAD

Según la fiscal del Sala, la mayor parte de procedimientos judiciales abiertos relacionados con ciberdelitos son de estafa, como pueden ser las defraudaciones que se cometen a través de manipulaciones informáticas o el uso irregular de tarjetas de crédito". No obstante, ha precisado que esta cifra no quiere decir que sea el delito que más se comete en Internet, pues "muchas de esas denuncias son aspectos parciales de una actividad compleja que abarca a muchos perjudicados".

"Si alguien comete una estafa a través de Internet y 40 personas resultan perjudicadas, a efectos estadísticos son 40 denuncias, aunque pueda tratarse de una misma actividad criminal", ha apostillado.

Tejara ha advertido que hay otros muchos hechos ilícitos en los que se incurren con más frecuencia en la red y que son investigados de oficio, como los ataques informáticos a empresas o entidades o los relacionados con actividades de pornografía infantil o de acosos. Ha indicado que éstos "no se suelen denunciar por los efectos que puedan tener en la reputación de los afectados".

"DESPLAZAMIENTO GENERALIZADO" A INTERNET

En el año 2018, la Unidad Central de Criminalidad Informática de la Fiscalía General del Estado tuvo conocimiento de la incoación 9.069 procedimientos judiciales relacionados con los delitos informáticos, según se desprende del avance de la Memoria de 2019. El Ministerio Público ve en estas cifras "un desplazamiento generalizado" hacia Internet de todo tipo de actividades criminales.

Mayor facilidad para la planificación y ejecución criminal y más oportunidades para lograr impunidad, debido a las múltiples posibilidades para "el anonimato u ocultación del propio rastro, a la volatilidad de las evidencias y al carácter trasnacional del ciberespacio", son los principales motivos que han propiciado el aumento de los ciberdelitos, explica la Fiscalía.

Contador

Para leer más