El fiscal destaca que el tribunal de la operación 'Pipol' rechazó "en sucesivas ocasiones" el informe de los explosivos

Actualizado 23/02/2007 19:50:45 CET

OVIEDO, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

El fiscal especial antidroga del Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA), José Perals, destacó hoy en la Memoria de la fiscalía antidroga de 2006 que el tribunal de la operación 'Pípol' rechazó "en sucesivas ocasiones" un informe pericial sobre la dinamita hallada en el garaje de Avilés propiedad de Antonio Toro Y José Emilio Suárez Trashorras que incluía un análisis cualitativo de los componentes de la dinamita entre los que se encontró Dinitrotolueno (DNT).

Perals reconoció que este informe, firmado por el comisario jefe de la Unidad de Desactivación de los Tedax, Juan Jesús Sánchez Manzano, llegó a poder del Ministerio Fiscal dos días antes del comienzo del juicio a pesar de que el informe está fechado el 30 de agosto de 2004 y la incautación de la dinamita se produjo durante el año 2001. El juicio oral por el caso 'Pípol' se celebró a lo largo de 21 sesiones, entre el 23 de octubre y el 1 de diciembre de 2006.

El fiscal asturiano aseguró que el rechazo del tribunal a la admisión de la prueba se basó en una interpretación "rigorista y excesivamente formal" de las normas del sumario, debiendo destacarse la posibilidad de introducción de prueba en el procedimiento ordinario a través de los artículos 729 y 746 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, "lo cual admite el Tribunal Supremo".

En el informe, al que ha tenido acceso Europa Press, se concluye que en la muestra de los 16 cartuchos de dinamita Goma 2 Eco intervenidos en la operación 'Pípol' había nitrato amónico, nitrocelulosa, ftalato de dibulilo, dinitroetilenglicol, almidón y dinitrotolueno. "Todos ellos componentes habituales en algunos tipos de dinamitas", concluían los expertos de los TEDAX y que remitieron a la Comisaría General de Policía Científica.

Las técnicas utilizadas para el análisis de los explosivos consistían en extracciones, vía húmeda, espectrofotometría infrarroja con transformación de fourier, microscopia electrónica y microanálisis SEM-EDAX y cromatografía de gases y espectometría de masas.

DISCREPANCIAS CON EL FISCAL-JEFE

El fiscal antidroga lamentó en la Memoria la repercusión que tuvieron unas declaraciones públicas, fuera del marco del proceso, realizadas por el Fiscal Jefe del TSJA, Gerardo Herrero, en mitad del juicio, sobre el desarrollo del mismo y sobre algunos aspectos de la prueba, en especial las que se referían al empleo de la dinamita en Asturias.

Dichas declaraciones se interpretaron "lógicamente" por los medios de comunicación locales como una "contradicción" con la postura oficial del Ministerio Fiscal en el procedimiento y si bien las mismas fueron después puntualizadas por el Fiscal Jefe, incluso a través de una entrevista personal, alteraron el normal desarrollo del juicio oral, afirmó Perals en su informe.

En especial, la entrevista que salió publicada el día inmediatamente anterior al informe final del Ministerio Fiscal, en la que se resaltaba la importancia de que recayera sentencia condenatoria en el caso 'Pípol' para el procedimiento de la Audiencia Nacional por los atentados del 11-M, "dio lugar a que muchos de los Letrados manifestaran en sus informes finales del juicio oral la presión a la que había sometido al Tribunal el Ministerio Fiscal con la citada entrevista", apuntó el fiscal.

"Por el Fiscal que suscribe esta memoria se hizo constar en la Junta de Fiscalía de 15 de diciembre de 2006 la situación descrita, destacando la ausencia de discrepancias entre el Fiscal Jefe y el Fiscal que suscribe esta memoria", aseguró Perals.