Actualizado 26/01/2021 12:55 CET

La Fiscalía defiende en el TS el "armazón probatorio" para identificar a Soledad Iparraguirre como la ex etarra 'Anboto'

La que fuera jefa de los 'comandos legales' de ETA María Soledad Iparragirre, alias 'Anboto', en un juicio
La que fuera jefa de los 'comandos legales' de ETA María Soledad Iparragirre, alias 'Anboto', en un juicio - Pool - Archivo

La defensa incide en el argumento que planteó en la Audiencia Nacional de que Iparraguirre no es 'Anboto'

MADRID, 26 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía ha defendido este martes el "armazón probatorio" en el que se sustentó la Audiencia Nacional para condenar a 122 años a la que fuera jefa de los 'comando legales' de ETA María Soledad Iparraguirre, alias 'Anboto', por el asesinato del comandante del Ejército de Tierra Luciano Cortizo, perpetrado el 22 de diciembre de 1995 en León, en el marco de una vista pública celebrada en el Tribunal Supremo para revisar el recurso de casación presentado por la condenada.

'Anboto' fue condenada el pasado 22 de julio por la Audiencia Nacional por dar la orden a Sergio Polo, alias 'Lur', que en aquella época constituía él solo un 'comando legal', para asesinar a Cortizo y por suministrar los explosivos necesarios para fabricar la bomba lapa que explotó bajo el asiento del vehículo del comandante, acabando con su vida y dejando cuatro heridos --la hija de Cortizo, que iba en la plaza de copiloto, y tres transeúntes--.

La defensa recurrió al amparo del artículo 852 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal (LeCrim) por una supuesta vulneración del derecho a la tutela judicial efectiva, a un proceso con todas las garantías y a la presunción de inocencia, apoyándose en el mismo argumento en el que se centró el juicio en la Audiencia Nacional, que Iparraguirre no sería en realidad 'Anboto'.

El abogado defensor ha denunciado que durante la vista oral en la Audiencia Nacional no se practicó "prueba suficiente" sobre los dos elementos en los que sostiene que se basa la condena a Iparraguirre, las declaraciones de dos ex etarras que pasaron de coimputados a testigos y la pericial de inteligencia aportada por la Guardia Civil, que incluye declaraciones, resoluciones judiciales y un extenso anexo documental.

El letrado ha querido aclarar que no cuestiona la veracidad de los elementos que introduce la pericial de inteligencia, sino que no se haya practicado prueba sobre ellos en el juicio. A su entender, la Audiencia Nacional no ha hecho el "indudable esfuerzo" que la jurisprudencia exige al tribunal sentenciador "a fin de preservar los derechos de la defensa".

La Fiscalía, por contra, ha puesto de relieve el "armazón probatorio" en el que se asienta el fallo de la Audiencia Nacional, enunciando las declaraciones, los informes periciales y la pericial de inteligencia, y señalando como especialmente relevantes para determinar la identidad de 'Anboto' las testificales y la pericial de inteligencia, "dos pruebas que se refuerzan mutuamente y que tienen una conclusión unívoca y coincidente" que apunta a Iparraguirre.

El Ministerio Publico ha resaltado en concreto los anexos documentales de la pericial de inteligencia, presentándolos como una "prueba autónoma" que a su vez sustenta dicha pericial y corrobora las declaraciones de los testigos.

UN CONOCIMIENTO "ÚTIL"

En cualquier caso, el fiscal ha recordado que la pericial de inteligencia es una prueba aceptada por la jurisprudencia para "auxiliar" al tribunal en su valoración y que además "en este caso es útil" porque se basa en el conocimiento acumulado durante años de lucha antiterrorista por la Guardia Civil sobre el funcionamiento y la estructura de ETA.

En la misma línea, la Asociación de Víctima del Terrorismo (AVT) ha subrayado la valía de la pericial de inteligencia por los "conocimientos técnicos" que ofrece al tribunal para situarse en la "complejidad" de delitos como los de terrorismo.

Igualmente, la AVT ha hecho hincapié en la "multitud de indicios" que obraban en manos de la Audiencia Nacional para condenar a Iparraguirre, entre los que ha mencionado documentos, declaraciones, registros y los materiales incautados en ellos.

Además, ha destacado que en este caso el tribunal incluso "se molestó en valorar posibles alternativas, porque además así fue expuesto por los peritos de inteligencia en el plenario", y descartó otros posibles comandos y otros posibles dirigentes de ETA que pudieran responder al alias de 'Anboto'. "Por tanto, realiza un juicio de inferencia lógico y razonable a partir de múltiples indicios", ha sostenido.

Con todo ello, tanto la Fiscalía como la AVT han solicitado a la Sala que desestime el recurso de Iparraguirre y confirme la sentencia de la Audiencia Nacional, la primera condena dictada en España para la que fuera jefa de los 'comandos legales' de ETA, después de que fuera entregada por Francia el otoño pasado. Tiene, además, otras 11 causas pendientes en la Audiencia Nacional.