Actualizado 16/06/2007 13:13 CET

El Foro de Ermua denuncia que "ETA recupera parcialmente" el poder perdido por Batasuna a través de ANV

MADRID, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Foro de Ermua, Mikel Buesa, señaló que la toma de poder hoy por parte de ANV en las 17 localidades vascas en las que ha logrado la mayoría absoluta "supone una recuperación parcial del poder político que había tenido ETA a través de Batasuna después de las últimas elecciones a las que logró presentarse en 1991".

En declaraciones a Europa Press, Buesa dijo que ETA recupera el poder "gracias a la ayuda que le ha prestado el Gobierno" y que, de este modo, la banda terrorista "vuelve a colocarse en las instituciones" y lo hace "en una posición que le permite obtener ventajas para desarrollar sus actividades violentas, proyectarse públicamente, controlar una parte del territorio, obtener información y recursos públicos".

A su juicio, el hecho de que los concejales de ANV tomen posesión y controlen determinados ayuntamientos es "una pésima noticia para la lucha contra el terrorismo". Por ello, lamentó que, "a pesar de que se le ha pedido reiteradamente al Gobierno que tomara las medidas que se podían tomar para evitar que los electos de ANV tomen posesión y que ETA se coloque en las Instituciones", el Ejecutivo "no haya querido hacerlo y no haya querido cumplir la Ley".

"PROCESO CONTRARIO A LA AUTORIZACIÓN DEL CONGRESO"

El presidente del Foro de Ermua aseguró haber visto a un Ejecutivo "crecientemente condescendiente con respecto a ETA" y con las "pretensiones de la banda terrorista", por lo que aseguró tener "una profundísima desconfianza en el Gobierno".

Según Buesa, el Ejecutivo "empezó negando la existencia de la violencia" cuando empezó el alto al fuego, luego "negó que hubiera extorsión en los empresarios y dijo que había verificado que ETA había abandonado completamente la violencia" para después "empezar un proceso de negociación contrario a la autorización que había expresado el Congreso de los Diputados en mayo de 2005".

Además, criticó que, cuando ETA hizo público el comunicado en el que anunciaba la ruptura de su alto el fuego, "el presidente del Gobierno no expresara ninguna medida referente a la represión de la actividad terrorista". "Más bien, en la frase final de su disertación, hace una apelación al 'diálogo' y a 'la palabra, que es la que soluciona los problemas', pero es que el terrorismo no se soluciona con la palabra", afirmó.

Por todo ello, Buesa destacó la importancia de la creación de "medidas de lucha policial", de "lucha judicial" y de "lucha contra la presencia de los terroristas en las instituciones". Pero, lamentó, "sobre esto, que el Gobierno no ha dicho absolutamente nada".