García-Escudero despide el "año más importante" del Senado por la aprobación del 155

Pío García-Escudero y Pedro Sanz en el Senado
EUROPA PRESS
Actualizado 14/12/2017 15:58:18 CET

MADRID, 14 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Senado, Pío García-Escudero, ha agradecido este jueves a los trabajadores de la Cámara Alta su labor en la tradicional Copa de Navidad con la que se cierra el año, el "más importante" según García-Escudero por la aprobación del 155. El acto festivo ha contado con la interpretación de un villancico a cargo de la senadora del PNV María Eugenia Iparragirre, miembro del Orfeón Donostiarra.

García-Escudero ha dirigido unas palabras a los trabajadores, asesores políticos, senadores y periodistas que se congregaban en el Salón de Pasos Perdidos para mostrar su "orgullo" por el trabajo realizado este curso, en el que se vivió la autorización al Gobierno para aplicar el artículo 155 en Cataluña, lo que el presidente ha descrito como el acontecimiento "más grande de la historia del Senado".

"Supuso un reto para todos: funcionarios de la comisaría, gente del comedor y los propios senadores", ha asegurado el presidente de la Cámara, quien ha hecho un balance positivo de aquella jornada en la que se aplicó por primera vez esta previsión constitucional. Según ha dicho, ha recibido felicitaciones en la calle por cómo se ha llevado adelante el asunto.

El presidente ha reiterado su orgullo de pertenecer al Senado, al que ha recordado que llegó en 1995, y ha confesado que en varias ocasiones le han ofrecido ir al Congreso, pero que él siempre ha priorizado permanecer en la Cámara Alta.

IPARRAGIRRE, DEL PNV Y DEL ORFEÓN DONOSTIARRA

Durante el evento, de carácter distendido y que sirve de homenaje a los trabajadores de la institución, García-Escudero ha instado a la senadora del PNV y miembro de la Mesa, María Eugenia Iparragirre, a cantar un villancico.

Iparragirre, que además de ser parlamentaria forma parte de la conocida agrupación coral Orfeón Donostiarra, ha interpretado un villancico popular en la propia sala y rodeada de decenas de trabajadores y senadores, que se lo han agradecido con una ovación.

No es la primera vez que la senadora vasca despliega sus habilidades vocales en la Cámara Alta, ya que en 2015 finalizó su intervención desde la tribuna de oradores del Pleno cantando un 'bertso', como despedida de la legislatura que estaba a punto de concluir.