Garzón declara secreto el sumario de la investigación de la explosión de la furgoneta-bomba en Durango

Actualizado 24/08/2007 21:57:56 CET

MADRID, 24 Ago. (EUROPA PRESS) -

El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón abrió hoy un sumario por la comisión de un delito de estragos terroristas, dos de atentado con resultado de lesiones y dos por tentativa de asesinato en relación con la explosión la pasada madrugada de una furgoneta-bomba en el cuartel de la Guardia Civil de Durango, informaron fuentes jurídicas, que agregaron que el magistrado ha declarado la causa secreta.

El juez no descarta, además, ampliar estos delitos una vez que exista una estimación total de las personas que han podido encontrarse en peligro a causa de la deflagración, que provocó heridas leves a dos guardia-civiles.

Garzón ha iniciado los trámites necesarios para investigar la explosión de la furgoneta-bomba y recibirá en su Juzgado, el número 5 de la Audiencia Nacional, los atestados policiales relacionados con el suceso.

El atentado ha recaído en manos del juez debido a que se encuentra esta semana de guardia en la Audiencia Nacional, dada la urgencia para la toma de las pertinentes disposiciones judiciales que no permite que el sumario se distribuya por reparto.

INFRAESTRUCTURA EN PORTUGAL

Por su parte, el director general de la Guardia Civil y la Policía Nacional, Joan Mesquida, afirmó hoy que se está barajando la posibilidad de que ETA cuente con infraestructura tanto en Vizcaya como en Portugal, ya que precisamente el vehículo que hizo hoy explosión en Amorebieta tras el atentado al cuartel de Durango tenía placas de ese país.

Fuentes cercanas a la investigación apuntan a la posibilidad de que exista una relación entre las dos personas que colocaron la furgoneta-bomba en el cuartel de la Guardia Civil y las que abandonaron a finales del pasado mes junio un vehículo en el término municipal de Ayamonte (Huelva) en cuyo interior había cien kilos de material explosivo.

La utilización por parte de la banda terrorista ETA de placas de matrícula portuguesas no es habitual, lo que podía reforzar esta teoría.