Garzón decreta prisión provisional sin fianza para el austriaco Gerd Honsik acusado en su país de negar el Holocausto

Actualizado 24/08/2007 20:05:23 CET

MADRID, 24 Ago. (EUROPA PRESS) -

El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón decretó hoy prisión provisional sin fianza para el ciudadano austriaco Gerd Honsik reclamado por su país donde está condenado a una pena de 18 meses y 10 días de prisión por reactivación de la ideología nacional-socialista y negación del Holocausto.

Honsik fue detenido ayer por la mañana en Benalmádena (Málaga) en cumplimiento de una Orden Europea de Detención y Entrega emitida por Austria y declaró hoy ante el titular del Juzgado de Instrucción número 5.

El austriaco reside en España desde 1992 fecha en que fue condenado en su país. Precisamente en 1995 las autoridades españolas denegaron una primera solicitud de extradición de Honsik por este mismo delito al considerar que no existía en aquel momento en la legislación española un delito equiparable al de negación del Holocausto por el que había sido condenado.

No obstante, la reforma del Código Penal español introdujo un cambio en esta situación ya que a partir de 1995 quedó tipificado como delito de genocidio "la difusión por cualquier medio de ideas o doctrinas que nieguen o justifiquen" determinados delitos "o pretendan la rehabilitación de regimenes o instituciones que amparen prácticas generadoras de los mismos", aclara el auto dictado hoy por Garzón.

El juez detalla que las autoridades judiciales de Austria han emitido la euroorden con base a que Honsik llevó a cabo actividades socialistas nacionalistas en Viena distribuyendo publicaciones en las cuales negaba el Holocausto. "Es decir, negaba el exterminio planeado de grupos de personas con gas envenenado en campos de concentración", indica el auto.

"Los hechos por los que se reclama a Gerd Honsik para el cumplimiento de la pena impuesta se pueden tipificar en el artículo 607, apartado 2º del Código Penal español", concreta el magistrado que realiza esta valoración sin perjuicio de la decisión que tome finalmente al respecto la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, que estudiará esta causa.

Garzón destaca también que el delito de genocidio es "imprescriptible" y acuerda la medida de prisión "para garantizar la entrega a las autoridades judiciales austriacas".

En este sentido explica que "la gravedad objetiva del hecho" y la posibilidad de doble incriminación de Honsik en aplicación del Código Penal hacen que el riesgo de sustracción a la justicia del austriaco, a pesar de su arraigo en España --donde lleva 12 años--, sea "elevada", motivo por el que decide decretar prisión sin fianza.

DETENCIÓN

La Policía española detuvo ayer en Benalmádena (Málaga) a Honsik en una operación llevada a cabo por el Grupo de Localización de Fugitivos de la UDYCO Central, en colaboración con el Grupo de Crimen Organizado de la UDYCO de Málaga.

El arresto del austríaco Gerd Honsik, de 65 años de edad y nacido en Wien Oest (Austria), se produjo sobre las 14:20 horas en las inmediaciones de su domicilio de esta localidad malagueña.