El Gobierno aragonés no emprenderá acciones contra ningún Estatuto salvo que afecten a intereses concretos de Aragón

Actualizado 01/08/2007 20:41:51 CET

ZARAGOZA, 1 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Aragón no emprenderá acciones contra ningún Estatuto de Autonomía, salvo que se trate de asuntos "concretos y puntuales que afecten a los intereses de la Comunidad aragonesa". Fuentes del Ejecutivo autonómico manifestaron a Europa Press que "hemos sido respetuosos con la elaboración de todos los Estatutos".

Por eso, el Gobierno "no ha entrado en ninguna cuestión de ningún Estatuto salvo aspectos concretos y puntuales que afectaban a los intereses de Aragón y nos vamos a mantener en esa línea de no considerar ninguna cosa que hagan ni otros Gobiernos ni otros partidos políticos".

Fuentes del Gobierno aragonés se manifestaron así después de que la Generalitat de Cataluña hiciera llegar el pasado 24 de julio un documento al Tribunal Constitucional (TC) en el que pide que se dé "por desaparecido" el interés procesal del PP en el recurso de inconstitucionalidad contra el Estatut de Catalunya tras el "cambio de criterio" de los populares, al votar a favor de los textos estatutarios de Andalucía, Islas Baleares y Aragón.

Según explican los abogados de la Generalitat en un documento al que ha tenido acceso Europa Press, el hecho de que el PP votara a favor de los textos andaluz, balear y aragonés y que, además, no presentara recurso contra ellos en el periodo fijado debe ser apreciado por el TC como el "abandono" por parte del PP de las posiciones que fundaron la pretensión de inconstitucionalidad de los preceptos recurridos del texto catalán.

El Ejecutivo catalán remarca que estos artículos son "idénticos o equivalentes" a los contenidos en los textos de las otras tres autonomías, tal y como puso de manifiesto también el Abogado del Estado a través de un escrito del pasado 22 de junio.

El Govern insiste en que si los diputados del PP votaron a favor de los estatutos de Andalucía, Islas Baleares y Aragón por considerar que sus preceptos están "perfectamente ajustados" a la Constitución Española, también lo están los artículos de la norma básica catalana, porque son muy similares a los otros tres textos.

ALEGACIONES POR PARTE DE LAS OTRAS AUTONOMÍAS.

Por otra parte, la Generalitat, reclama que, en caso de que el TC no tenga en cuenta este hecho, emplace a los parlamentos y los órganos colegiados ejecutivos de las tres comunidades autónomas para que puedan formular alegaciones en defensa de la constitucionalidad de los preceptos de sus textos estatutarios que puedan resultar afectados por la sentencia que el TC dicte en el recurso contra el Estatut de Autonomía de Catalunya.

Para apoyar la tesis de que una sentencia contra el texto catalán podría afectar a los estatutos andaluz, aragonés y balear, la Generalitat cita en su escrito la doctrina científica que ha analizado este tipo de casos, sosteniendo que las sentencias que declaran la inconstitucionalidad de una disposición general o una ley tienen eficacia general y son transformadoras del ordenamiento jurídico.

Los abogados de la Generalitat recuerdan, además, que el propio Defensor del Pueblo, Enrique Múgica, también lo consideró de esta forma al recurrir el texto catalán, pero no los otros tres por observar que un pronunciamiento sobre el Estatut "sin duda se proyectará a las demás normas básicas, si se produjera identidad o similitud textual entre ellas".