Imbroda achaca a Interior el retraso en la reparación de la valla fronteriza y agradece la colaboración marroquí

Actualizado 11/11/2008 22:49:11 CET

MADRID, 11 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Ciudad Autónoma de Melilla, Juan José Imbroda, achacó hoy al Ministerio del Interior el retraso en la reparación de la valla fronteriza tras las inundaciones de finales de octubre y agradeció la colaboración del gobierno marroquí por "estar atajando las bolsas de emigrantes que tendría que haber cerca de Melilla".

"Si fuera responsabilidad de Melilla ya estaría reparada, pero es el Gobierno central el que tiene que hacerlo", afirmó al tiempo que comentó que lo más significativo de las cinco avalanchas, que se han producido tras la rotura de la valla, ha sido "la gran agresividad que están presentando los subsaharianos en los ataques".

Asimismo, durante su comparecencia en la presentación del Foro de Melilla en Madrid, el presidente de la Ciudad Autónoma valoró la actuación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y la policía marroquí, ya que evitaron la entrada de 150 subsaharianos el pasado domingo.

"Cuando no hay tensión y cuando las cosas van pasando se va uno acomodando, que es lo que le ha pasado a la Policía y a las autoridades marroquíes, ya que estaban relajadas y esto les ha pillado a todos a contrapié. Pero, tras los últimos intentos de asalto, se ha visto que ya están colaborando al máximo, por eso espero que esto esté solucionado y que no vaya a mayores", subrayó.

"EN MELILLA NO SÓLO PASAN COSAS MALAS"

Por otra parte, el presidente del Foro de Melilla, Enrique Bohórquez, afirmó que en la Ciudad Autónoma "no sólo pasan cosas malas" y explicó que el objetivo principal del Foro consiste en hacer ver a la sociedad y al mundo empresarial que Melilla "tiene un gran potencial de desarrollo".

Con esta iniciativa privada se pretende destacar las oportunidades y ventajas que posee el enclave geográfico de la Ciudad para el desarrollo de nuevas iniciativas empresariales además de darla a conocer como un lugar de "trabajo, inversión y futuro", explicó Bohórquez.

"El Foro tiene que ser un instrumento para que el puente, que supone ser Melilla entre dos mundos, se recorra y se consiga lograr el desarrollo que ésta tiene", indicó al tiempo que recalcó que "sólo se podrá conseguir esto si se es valiente".

No obstante, con respecto al presupuesto que va a tener esta medida, Juan José Imbroda aseguró que el Gobierno de Melilla "ayudará en función de las necesidades y del camino que vaya andando". Aunque, también apuntó que si el Foro "ayuda realmente a los ciudadanos" la administración medinense será "la primera" en subvencionarlos.

Finalmente, tanto Imbroda como Bohórquez coincidieron en señalar la actitud "positiva" que tienen los empresarios marroquíes y apostaron por que se "faciliten" las relaciones comerciales y financieras. "Son dos países que tienen un mutuo interés y una mutua conveniencia en llevarse bien" ya que con estas relaciones "se pueden tener unas oportunidades de desarrollo muy importantes", apuntó el presidente del Foro.