Publicado 26/02/2021 15:16CET

Intervenido en la prisión de Palencia uno de los mayores alijos de droga escondido en cubos de basura y altillos

Incautación de droga intervenida en la prisión de Dueñas (Palencia)
Incautación de droga intervenida en la prisión de Dueñas (Palencia) - INSTITUCIONES PENITENCIARIAS

MADRID, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los funcionarios del centro penitenciario de Dueñas (Palencia) han intervenido en colaboración con la Unidad Canina de la prisión de Burgos uno de los mayores alijos de droga en esta prisión tras ser descubierto el material ilícito escondido en cubos de basura, escurridores de fregonas, montacargas y en los altillos de armarios del módulo de ingresos.

Según la investigación, un interno lo acumulaba a la espera del desconfinamiento de los módulos que se encontraban en cuarentena a consecuencia de la Covid-19. Instituciones Penitenciarias ha informado de que se trata de una "pequeña red" que recogía la droga en el exterior de la prisión para su posterior distribución en el centro.

'Kinder', uno de los perros del centro burgalés, participó en una operación que ha descubierto 200 gramos de hachís, 20 gramos de marihuana, dos envoltorios de roca de cocaína, tres gramos de heroína y tres gramos de polvo blanco. En la intervención, pendiente aún de análisis, también se ha incautado de casi un centenar de pastillas opioides y más de 200 pastillas de bezodiacepinas, así como dos teléfonos móviles.

Tras detectar el comportamiento extraño de un interno de confianza, destinado a tareas de limpieza exterior, los grupos de control y seguimiento del centro pusieron en marcha una investigación que concluyó este jueves con la intervención del alijo de substancias tóxicas y objetos prohibidos.

LAS VISITAS DEJABAN LA DROGA EN EL PARKING

Según Instituciones Penitenciarias, las visitas que acudían al centro dejaban la droga en las papeleras del parking para las comunicaciones. El interno encargado de la limpieza la recogía y la introducía en el departamento de ingresos, donde la escondía en cuartos de limpieza y otras dependencias.

Otros presos, que presuntamente recibían un pago a cambio, se encargaban de distribuir las substancias en el interior de los módulos del centro penitenciario.

El centro penitenciario ha dado traslado de la operación al juzgado de guardia y ha tomado medidas contra el supuesto cabecilla de la red, mientras continúa investigando a los responsables de la distribución en el interior de los módulos.

Para leer más