Actualizado 12/04/2007 22:35 CET

Islamistas.- CEP denuncia que la Policía no tiene acceso a bases de datos de la Administración para combatir la amenaza

MADRID, 12 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Confederación Española de Policía (CEP) denunció hoy que las unidades de la Policía dedicadas a combatir el terrorismo islamista no tienen acceso a varias bases de datos de la Administración española, tanto en territorio nacional como en sus delegaciones en el Magreb, que considera fundamentales para hacer frente a la amenaza 'yihadista'.

En cuanto a éstas últimas, CEP se queja de que los policías expertos en terrorismo islamistas no pueden consultar las listas de la oposición de lugares como Rabat, Casablanca, Nador, Tetuán, Añadir, Orán y Argel, que figuran en los consulados españoles.

Tampoco tienen acceso, añade, a las listas de oposición "Knosys" de los Consulados Generales de España en el Magreb y afirma, en una nota, que "sólo en el de Orán han llegado a figurar más de 10.000 personas en lista negra por 'malas referencias'".

De igual forma, según el sindicato policial, los policías no pueden consultar los archivos físicos de denegación y concesión de visados turísticos, estudios, regularización o legalización, de los más de 200.000 ciudadanos magrebíes que han pasado por los Consulados de España en el magreb desde 1995. En esos archivos se recoge "toda la información documental que justificó la concesión del visado que disfrutó o de otra forma toda la documentación que justificó la renovación de esos visados", añade.

La conclusión de la CEP, es que están "estancados en los Consulados de España cientos de miles de invitaciones, identificación de domicilios, empresas, facturas que justifiquen la renovación de todos los magrebíes que hayan viajado a España".

ACCESO AL PADRÓN MUNICIPAL.

Igualmente, CEP denuncia que la Policía no tiene acceso directo a los datos del Padrón Municipal cuando, según el Instituto Español de Estadística, "hay medio millón de inmigrantes irregulares empadronados en los Ayuntamientos españoles" y el Cuerpo Nacional de Policía "ni sabe que existen".

El sindicato también reclama el acceso al Registro de la Propiedad ya que ahora, "al no tener acceso directo, no se pueden agilizar las investigaciones ni aún estando judicializadas, parando las mismas hasta que el Registro conteste unas semanas después"

Tampoco pueden los policías consultar, añade, la base de datos de la Cámara de la Propiedad Urbana, cuando "tenemos personas que están en situación de Busca y Captura que pueden alquilar un inmueble en cualquier parte del territorio nacional que el CNP no se va a enterar donde reside el buscado".

Igualmente, reclama acceso a los datos de la Agencia Estatal de Administración Tributaria porque "Hacienda tiene localizados a cientos de personas que desde el CNP están en búsqueda y no logramos localizarlos al carecer de esa información", así como a las aplicaciones informáticas de la Seguridad Social.

La CEP pide que los policías puedan consultar la base informática de la Guardia Civil, debido a que "son identificados a miles de ciudadanos al año, de los cuales cientos se encuentran en situación de busca y captura por la Guardia Civil, pero les dejamos en libertad al no tener conocimiento de esas requisitorias puesto que no figuran en nuestra base informática".

"Mientras se mantenga el complejo de la clase política a lo que algunos de ellos denominan acoso policial a las bases públicas de información, el Cuerpo Nacional de Policía no podrá desarrollar sus funciones de una forma eficiente", concluye la CEP.

Lo más leído

  1. 1

    Miguel Ricart, condenado por el crimen de Alcàsser, localizado en Madrid en una identificación rutinaria policial

  2. 2

    'Las niñas' y 'Antidisturbios', triunfadoras de unos Premios Forqué dedicados a los "héroes anónimos" de la pandemia

  3. 3

    Ivonne Reyes, radiante de felicidad tras hundir de nuevo a Pepe Navarro en los Tribunales

  4. 4

    Detenidas cinco personas como presuntos colaboradores del sospechoso de arrojar ácido a dos jóvenes

  5. 5

    Detenido en Mijas (Málaga) el sospechoso de arrojar ácido a dos jóvenes, una de ellas su exnovia