Actualizado 07/01/2007 18:10 CET

IU propondrá un pacto por la paz abierto a todos los partidos y que el Gobierno asuma que ha podido cometer errores

MADRID, 7 Ene. (EUROPA PRESS) -

El coordinador general de IU, Gaspar Llamazares, avanzó hoy a Europa Press que su grupo parlamentario (IU-ICV) propondrá en los próximos días "un nuevo pacto por la paz al estilo de Ajuria Enea" o del Acuerdo de Madrid, abierto a "todas las fuerzas políticas" y basado "en el rechazo de la violencia" y la presión al mundo abertzale para que se desmarque de ésta.

Ésta será una de las iniciativas que trasladará IU-ICV en las reuniones que prevé mantener con el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba y el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, quien manifestó, recordó Llamazares, su intención de mantener una ronda con todos los partidos tras su último encuentro con el líder del PP, Mariano Rajoy.

Asimismo, IU-ICV recomendará al Gobierno que asuma "con humildad" que pueda haber tenido "insuficiencias" o cometido "errores" porque, entre otras cosas, los partidos que apoyaron al Ejecutivo durante el llamado proceso de paz a veces le han respaldado "a ciegas". En este sentido, afirmó que era el Gobierno quien "tenía la responsabilidad" de "conocer bien lo que estaba pasando" y a los "interlocutores".

El grupo parlamentario del que Llamazares es portavoz también trasladará al Ejecutivo que "la responsabilidad" de la ruptura del alto el fuego "es de ETA" y subrayará que ésta es, a juicio de Llamazares, la "premisa" para el acuerdo entre las fuerzas políticas.

En este sentido, Llamazares consideró "necesario" que en el primer Pleno del Congreso en el que comparezca el presidente del Gobierno tras el atentado de ETA, previsiblemente la tercera semana de enero, "se definiese (...) la reorientación o actualización de la estrategia con respecto a la política antiterrorista y de paz", aunque admitió la dificultad de que los grupos parlamentarios "puedan madurar" esa idea, sobre todo debido, según IU, a la posición "tan distante" del PP, que pretende "patrimonializar la política antiterrorista".

A juicio de IU, ese Pleno debería servir para que el presidente del Gobierno dé "la información necesaria" sobre la situación creada tras el atentado de ETA así como para que los grupos puedan fijar su posición política.

ADMITE CONTRADICCIONES EN EL PSOE Y EL GOBIERNO

Por otra parte, Llamazares admitió la existencia de "contradicciones" en las declaraciones de los dirigentes del PSOE y del Gobierno que atribuyó al hecho de que sólo algunos han estado de forma directa en el proceso iniciado tras el alto el fuego permanente de ETA.

Además, recomendó al Gobierno que esté "abierto a la autocrítica" porque ha podido "tener insuficiencias o cometer errores" en la gestión del proceso ya que "nadie es infalible". Llamazares precisó que esta autocrítica no supone cuestionar que la única responsable del cese del alto el fuego fue ETA.

Sobre la decisión del PSE de acudir a la manifestación con el lema 'Por la paz y el diálogo' convocada por el lehendakari el próximo sábado en Bilbao, a pesar de no compartir ese eslogan, Llamazares indicó que "lo más importante es que haya una expresión pública de los que apuestan por la solución no violenta, pacífica y democrática de los conflictos" por lo que dijo entender la existencia de esta "voluntad unitaria".

Con respecto a la marcha convocada el mismo día en Madrid por la Federación Nacional de Asociaciones de Ecuatorianos en España (FENADEE) junto a los sindicatos CC.OO y UGT para rechazar el atentado de Barajas y a la que se han adherido de momento PSOE e IU para rechazar el atentado, Llamazares consideró "conveniente" que PP y la Asociación Víctimas del Terrorismo finalmente la secunden, aunque reconoció tener sus "dudas" de que lo hagan porque, según él, ambos pretenden usar el tema de lucha contra ETA como arma para desestabilizar al Gobierno.

Por último y preguntado por una encuesta que publica hoy el diario 'El Mundo' según la cual un 76 por ciento de los votantes de IU apoya la vuelta al Pacto Antiterrorista suscrito por PP y PSOE en diciembre de 2000 y que la coalición de izquierdas critica por excluir al resto de partidos, Llamazares aseguró que los votantes de IU apuestan, como reflejan otras encuestas internas, por buscar "un nuevo pacto que defina una estrategia frente al terrorismo" y "tenga en su horizonte la paz".