Actualizado 28/01/2007 14:09 CET

Josep Piqué asegura que "el PP está hablando sobre el futuro con dirigentes de CiU"

BARCELONA, 28 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Partido Popular de Catalunya declaró, en una entrevista concedida a El Periódico, que su partido "está hablando sobre el futuro con dirigentes de CiU" ya que considera "obvio que la alternancia solo se puede lograr con un pacto entre el PP y CiU".

Josep Piqué no quiso revelar el nombre de los dirigentes aunque señaló que "las conversaciones se mantienen oficiosa y privadamente" tanto con Convergencia como con Unió.

El próximo martes, Piqué será recibido por el Presidente de la Generalitat, José Montilla, quien le planteará acuerdos en investigación, inmigración, infraestructuras y vivienda. El dirigente Popular señaló que "para llegar a un pacto en infraestructura, primero se debería poner de acuerdo el tripartito" y consideró "muy difícil" alcanzar un acuerdo en materia de vivienda.

El líder del PP catalán opinó sobre seguridad ciudadana y afirmó que "lo esencial no es que el despliegue se complete en el 2008, sino que la ciudadanía tenga seguridad" y añadió que "tres victimas en asaltos violentos a domicilios en poco tiempo son motivo de una grave preocupación".

EN POLÍTICA ANTITERRORISTA EL QUE HA CAMBIADO ES EL PSOE

Piqué también se refirió a la decisión de la Audiencia Nacional de mantener en prisión al etarra De Juana Chaos y dijo sentirse reconfortado porque el Estado de derecho funciona" y que "si De Juana se hubiera ido a casa, seguramente sería un héroe para ETA".

El presidente del PPC aseguró que su partido no ha cambiado en su política antiterrorista sino que "el que ha cambiado de política, el que ha abandonado su programa, que pasaba por respetar el pacto antiterrorista, es el PSOE".

Según Piqué, las concesiones del gobierno a ETA se ven en las decisiones de la Fiscalía General del Estado "solo hay que ver el caso de De Juana para comprobar que la fiscalía intenta satisfacer al mundo etarra con la convicción de que para acabar con ETA debe emplear una estrategia de apaciguamiento y de buena voluntad que será apreciada por la banda".

Al ser preguntado por los resultados de algunas encuestas que muestran que a los ciudadanos no les ha gustado la radicalización del PP en materia antiterrorista, Piqué afirmó que "la política antiterrorista es demasiado delicada y seria. Sería obsceno que intentásemos sacar un rédito electoral de ella".