De Juana.- Astarloa dice que el PP apoya la concentración de la AVT porque coincide con la doble finalidad que tiene

Actualizado 23/02/2007 20:14:16 CET

CÓRDOBA, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Libertades Públicas, Seguridad y Justicia del PP, Ignacio Astarloa, afirmó hoy que el PP apoya la concentración que ha convocado la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) para mañana en Madrid porque coincide con la doble finalidad que tiene.

En declaraciones a los periodistas, en Córdoba, Astarloa manifestó en este sentido que la idea es estar con las víctimas del preso Iñaki de Juana Chaos, "un asesino que ha matado a 25 personas, y además decirle con la voz muy alta al Gobierno que no puede aplicar ningún tipo de beneficio penitenciario, ni de reducción de la pena, por lo que queremos que el Gobierno mantenga íntegramente su pena".

De otro lado, señaló además que la designación de Mariano Fernández Bermejo como ministro de Justicia "ha sido para la confrontación". En este sentido, dijo que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, "podía haber nombrado a decenas de buenos juristas del PSOE como ministros de justicia, personas sensatas para entrar en el diálogo y el consenso con el PP, pero ha ido a nombrar al rey de la bronca".

Según Astarloa, el nuevo ministro "ha venido a dividir", por lo que auguró que "va a ser un elemento grave de división y discordia en el mundo de la justicia y en la lucha antiterrorista". De hecho, dijo que, "probablemente, el nombramiento de Bermejo significa el enterramiento del pacto antiterrorista".

FRACASO EN SEGURIDAD

Astarloa, hizo hoy estas declaraciones en un encuentro que mantuvo en Córdoba con representantes de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y la Policía Local de Córdoba, donde puso de manifiesto que "la seguridad está siendo uno de los grandes fracasos del Gobierno de Rodríguez Zapatero, ya que tiene otras prioridades, como la memoria histórica, la negociación política con ETA y no se preocupa de los problemas concretos y reales de la gente, entre los que se encuentra la política de seguridad".

Según manifestó, el PSOE "hizo una inmensa demagogia cuando estaba en la oposición en relación con la seguridad y ahora que está gobernando, todo son problemas, hasta el punto de ver a miles de guardias civiles manifestándose por las calles de uniforme por el incumplimiento de las promesas recibidas".

En este sentido, destacó que "la inseguridad se está incrementando extraordinariamente en toda España, ya que desde que gobierna el PSOE se ha incrementado en 14 puntos en los dos últimos años y eso se está notando especialmente en Andalucía". En el caso de Córdoba, dijo que en 2005 las cifras oficiales hablan de un incremento de la criminalidad superior al diez por ciento y en el primer semestre de 2006 de otro nueve por ciento, lo que suma un 19 por ciento en dos años.

Frente a eso, insistió en que esta situación "es el fruto de una mala política, en la que se han adoptado decisiones equivocadas". Por ello, dijo que para el PP "la seguridad es una absoluta prioridad y se lo vamos a plantear a los ciudadanos en la campaña de las elecciones locales y generales", para lo cual han hecho una conferencia nacional en materia de seguridad en la que han salido 200 propuestas, donde el mensaje principal que en este momento lanzan a los ciudadanos es que "cuando el PP reciba la confianza de los ciudadanos, pueblo a pueblo y a nivel de toda España, la política va a ser de incrementos de efectivos de policías y guardias civiles y de recuperación de la presencia policial en las zonas turísticas o de ocio, además de la incorporación de la Policía Local a las tareas de seguridad".

RESPUESTA A JUNTA ISLÁMICA

Finalmente, y después de que la Junta Islámica haya pedido a los musulmanes que apoyen en las próximas elecciones municipales a PSOE e IU frente a los "islamófobos" del PP, Astarloa respondió que "calificar al PP de tal manera es un disparate y pedir el voto para el PSOE e IU también porque a quien hay que votar es al PP".

Desde dicha organización musulmana se argumenta que "las victorias electorales del PP, ya sea a nivel local, autonómico o nacional, supondrían retrocesos graves en los derechos de los musulmanes en España y el alineamiento, una vez más, del país con los círculos más belicistas y reaccionarios de Estados Unidos".