Actualizado 13/03/2007 17:06 CET

De Juana.- Todas las minorías respaldan la decisión de Interior y censuran al PP por utilizar la política antiterrorista

PNV y EA achacan la actuación del PP al "fracaso" de la teoría de la conspiración" del 11-M mientras ERC anima a seguir la moción de 2005

MADRID, 13 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los seis grupos minoritarios del Congreso coincidieron hoy en avalar la decisión del Ministerio del Interior de conceder la prisión atenuada al etarra Iñaki De Juana Chaos al mismo tiempo que recriminaron al PP por utilizar la política antiterrorista con tra el Gobierno.

En el curso de la comparecencia del ministro Alfredo Pérez Rubalcaba, el portavoz de Interior del PNV, Emilio Olabarría, indicó que la concesión del segundo grado penitenciario a De Juana "ha sido jurídicamente correcta" ya que supone "una aplicación normalizada de la ley para resolver un dilema complejo".

Frente a ello, sostiene que "el PP se está convirtiendo en un partido antisistema" que cuestiona incluso decisiones del Tribunal Supremo y considera que al Nobel portugués José Saramago no le falta razón cuando dice que al PP "le importa muy poco la violencia o la paz, le importa excesivamente el poder". "Cuando se difumina la teoría de la conspiración del 11-M, el PP vuelve a mirar a Euskadi para sacar votos --remachó--. Es la misma historia de siempre".

En la misma línea, la diputada de Eusko Alkartasuna, Begoña Lasagabaster, reprochó al PP que no tenga en cuenta los "datos objetivos" del 'caso De Juana', como el respaldo que han dado a Interior tanto los médicos como el Ministerio Fiscal y el Juez de Vigilancia Penitenciaria.

A su juicio, la actitud de los 'populares' tiene su origen en un intento por "ocultar sus errores" en el 11-M y por 'tapar' el fracaso de la teoría de la conspiración con una manifestación celebrada el día antes del tercer aniversario de la masacre.

El presidente de los diputados de ERC, Agustí Cerdà, elogió la decisión de Interior como "valiente" y "la mejor que se podía tomar" y aconsejó no seguir "crispando a la sociedad". "Sería bueno que el PP volviera al diálogo, a la libertad y a la democracia", sentenció.

Al mismo tiempo, animó al Gobierno a "mantener el rumbo trazado" en la moción que aprobó el Congreso en mayo de 2005 a favor de un fin dialogado del terrorismo sin precio político y previo abandono de la violencia. "Esa sí es la mayoría de la población, emanada de las urnas y sería un flaco favor ceder al chantaje", sentenció.

IU-ICV: EL PP ACTÚA CON LAS VÍSCERAS

Desde IU-ICV, Gaspar Llamazares, avaló la medida, entre otras cosas porque, al igual que las que puso en marcha el PP cuando gobernaba, se ajusta la ley. Además, acusó a los 'populares' de "mentir" cuando hablan de excarcelación, de cuestionar, "actuando únicamente con las vísceras", la legitimidad del Ejecutivo para dirigir la política antiterrorista y de haber querido "boicotear" el último intento de acabar con ETA, como si sólo la derecha estuviera "legitimada" para hacerlo.

En el lado opuesto, Llamazares situó al resto del arco parlamentario que, además de "gestionar el proceso de paz" quiere también gestionar sus lados "grises" cuando surgen "dificultades". A su juicio, el PP ahora "se siente cómodo en la calle" porque está en minoría en el Congreso. "Espero que ya no me llamen pancartero, aunque yo ahí tengo una plaza en propiedad y ustedes solo están interinos", apuntó, provocando risas.

Francisco Rodríguez, del BNG, respaldó también "por motivos de legalidad y humanitarios" la medida adoptada por Interior al considerarla "justa" y alejada de la "ley del talión". Además, criticó al PP por ejecer una oposición "intransigente, intolerante e insolidaria" y se preguntó quó podrá pensarse si, dentro de año y medio, De Juana sale a la cárcel y alguien le dispara. "Metámosnoslo en la cabeza: No hay cadena perpetua --enfatizó--. Así que optemos por una democracia o por régimen autoritario".

CIU TEME A LOS "SALVADORES DE LA PATRIA"

También CiU, a través de su portavoz de Interior, Josep María Guinart, cargó contra la actuación del PP por "instrumentalizar" el terrorismo y las víctimas "con fines electoralistas", y avisó de que "por la vía de la crispación, la confrontación y la desunión, este país nunca va a acabar con la lacra del terrorismo".

Aunque criticó al Gobierno por "no prever, planificar y ejecutar mejor" la comunicación de esa decisión, insistió en denunciar "la actitud provocadora y oportunista" del PP, que provoca "una situación decadente, degradada y desprestigiada" en la política: "Dios nos libre de mesianismos salvadores de la patria", proclamó, reclamando diálogo entre los dos grandes partidos.

Coalición Canaria, a través del portavoz de CC-NC, Luis Mardones, otorgó a Interior "el beneficio de la duda" recordando que, conforme a la Constitución, la política beneficiaria es competencia del Gobierno. Del mismo modo, recalcó que De Juana es un etarra, "pero no es ETA", y que es necesario "enfriar" la actual polémica.- "Esta agitación debe solucionarse como se hizo hace treinta años en la transición", señaló.