Actualizado 13/03/2007 17:06 CET

De Juana.-Zaplana reprocha atribuir la medida a la Junta de Tratamiento cuando Rubalcaba dice que sopesó el tercer grado

MADRID, 13 Mar. (EUROPA PRESS) -

El portavoz parlamentario del PP, Eduardo Zaplana, reprochó hoy al ministro del Interior que reconociese que había llegado a sopesar el tercer grado para Ignacio de Juana Chaos cuando el Gobierno ha defendido que siguió la recomendación de la Junta de Tratamiento de la prisión de Aranjuez para aplicar la prisión atenuada.

En su segunda intervención durante la comisión de Interior, Rubalcaba reconoció que había tenido "encima de la mesa" la posibilidad de conceder el tercer grado a De Juana, pero que la deshechó porque no respondía a la respuesta que se quería dar a la exigencia del terrorista, que calificó como "o libre o muerto", y que por eso se le aplicó el artículo 100.2, como había recomendado la Junta de Tratamiento de Aranjuez.

En este sentido, Zaplana criticó a Interior por reconocer que tenía "varias propuestas" antes de decantarse por la prisión atenuada. Así, volvió a acusar al Gobierno de conceder al etarra "un tercer grado encubierto". "No le podían dar el tercer grado y le han dado uno encubierto", zanjó.

En todo caso, Rubalcaba dijo que se enfrentó a "una gran paradoja", consistente en decidir si se convertía a De Juana en "un icono para los más violentos" o en "un pretexto" para que el PP atacase al Gobierno. Y en esta coyuntura, el PP, añadió, "pasará a la historia como el primer partido que se manifiesta contra una decisión del Tribunal Supremo".

Zaplana se defendió pidiendo a Rubalcaba que deje de "echar la culpa" a los "dos millones" de asistentes a manifestaciones como la del pasado sábado por salir a la calle a mostrar su indignación. "Cuando la libertad está en juego, cualquier manifestación es buena", apuntó en este sentido.

En su segunda intervención, Rubalcaba lanzó lo que definió como "hipótesis, no como acusación: "Cuanto más cerca hemos tenido el final de ETA, más confrontación ha habido". Con todo, el ministro añadió que se trata de "un debate artificialmente creado y agrandado porque hay quien sabía que el final de la violencia estaba ahí".

Reprochó al portavoz 'popular' Eduardo Zaplana que dijese que ETA había elegido como símbolo a De Juana por ser especialmente violento. Según Rubalcaba, De Juana tomó la decisión de iniciar una huelga de hambre "por su cuenta y riesgo". "Estaba muy grave, si no, no hubiera tomado la decisión".

11-M.

El 11-M también apareció en el debate y Rubalcaba puso título a lo que calificó como "película" del PP, "Buscando a ETA deseperadamente", en relación a la supuesta implicación que buscaría el PP de la banda terrorista en los atentados. Y si cuando el PP dejó dejó el Gobierno, ETA "enseñaba la bandera blanca", como recordó había dicho Zaplana en su primera intervención", es imposible que organizara el mayor atentado de su historia, razonó el ministro. "Lo único que se ha fortalecido ha sido la extrema derecha. Esa sí, pero ETA, no", zanjó.

Por su parte, Zaplana acusó al Ejecutivo de cerrar la comisión de investigación "de forma avergonzante", tras lo que les instó a que "se atrevan a investigar". Si quizá no lo hacen, dijo, es porque "tienen miedo de no saber si son fiar o no".

También hubo una referencia a las próximas elecciones municipales y forales en País Vasco y Navarra. Rubalcaba dijo que quiere que Batasuna se presente, pero "cumpliendo la Ley", a diferencia del PP, que simplemente no quiere que participe, añadió.