Un juez acuerda mantener en un centro de menores a uno de los asesinos de Sandra Palo

Actualizado 20/11/2007 19:51:35 CET

MADRID, 20 Nov. (EUROPA PRESS) -

El titular del Juzgado de Menores número 7 de Madrid, encargado de ejecutar sentencias, ha acordado mantener el internamiento de R.S.G, conocido como 'Ramón', uno de los tres menores que fueron condenados por violar, asesinar y quemar en mayo de 2003 a Sandra Palo, informaron hoy a Europa Press fuentes jurídicas.

El magistrado acordó este medida después de que el pasado 6 de noviembre se celebrara una vista para deliberar acerca de las medidas a tomar respecto a la situación de 'Ramón' por ser ya mayor de edad, teniendo en cuenta que la última reforma de la Ley del Menor contempla la posibilidad de revisar la situación de los menores condenados que cumplen la mayoría de edad para trasladarlos a centros penitenciarios ordinarios.

No obstante, el juez de Menores acuerda ahora aplicar a 'Ramón' la Ley del Menor vigente cuando le juzgaron, por lo que tendrá que seguir en el centro de menores donde está actualmente internado para cumplir la condena de ocho años de internamiento que se le impuso por participar en el cruel asesinato de la joven. Una vez que salga del centro, el joven tendrá que cumplir cinco años bajo libertad vigilada.

En la actualidad, 'Ramón' ha cumplido ya los 21 años, aunque cuando se produjeron los hechos tenía 17. Desde entonces, ya ha pasado cuatro años del internamiento que se le impuso por colaborar en la muerte de la joven.

En la vista celebrada el día 6, el abogado de 'Ramón' solicitó al magistrado que le dejara en libertad vigilada, mientras que el fiscal y la defensa de la familia de Sandra Palo reclamaron que pasara a cumplir la condena a un centro penitenciario ordinario.

EN LIBERTAD VIGILADA

Además de 'Ramón', el Juzgado de Menores número 5 condenó a Rafael G.F, alias 'Rafita', a cuatro años de internamiento y tres años de libertad vigilada y a J.R.M, conocido como 'Ramoncín', a ocho años de internamiento y cinco de libertad vigilada. A Javier Astorga Luque, 'El Malaguita', se le impuso una pena de 64 años de prisión por detención ilegal, violación y asesinato.

El primero en cumplir parte de la condena fue 'Rafita', quien abandonó el pasado 27 de junio el centro de menores de Renasco, en Carabanchel, tras cumplir los cuatro años de internamiento impuestos. El joven deberá ahora permanecer otros tres años bajo libertad vigilada en un centro con régimen abierto.