Lokarri pide "un planteamiento concreto" para que la participación ciudadana "acompañe" la propuesta de consulta

Actualizado 29/09/2007 16:32:05 CET

El colectivo continúa recogiendo firmas para la consulta porque "la prioridad es lograr el mayor consenso social y político"

BILBAO, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

El coordinador general de la Red Ciudadana por el Acuerdo y la Consulta-Lokarri, Paul Ríos, aseguró que se "echa de menos" en la propuesta realizada ayer por el lehendakari, Juan José Ibarretxe, "un planteamiento concreto para desarrollar la participación ciudadana que acompañe y complemente todo el recorrido" de negociación y consulta.

Según indicó Ríos en rueda de prensa, desde Lokarri se va a continuar con la recogida de firmas para promover sendas iniciativas parlamentarias en Navarra y Euskadi, precisamente para una consulta ciudadana, porque "la prioridad es lograr el mayor consenso social y político".

Además, advirtió de que "no se deben cometer los mismos errores que en el reciente proceso de paz", por lo que, añadió, la propuesta del Gobierno vasco realizada ayer en el Pleno de Política General sería "deficitaria sin participación social". "Es conveniente que en las próximas fechas se presente un esquema de dinamización de dicha participación ciudadana", remarcó.

Lokarri celebró hoy un encuentro con sus colaboradores en el que analizaron la propuesta presentada ayer por Ibarretxe para decidir "los próximos pasos en relación a la campaña de recogida de firmas en favor de la convocatoria de una consulta popular" puesta en marcha por este colectivo el pasado 31 de marzo.

Ríos aseguró que tras el pleno de ayer, la alternativa de Lokarri "está en el centro del debate político y será la clave de la agenda política en los próximos meses". "Es para nosotros muy satisfactorio comprobar que el impulso social de iniciativas por la paz y la normalización tiene eco y capacidad de influir en las decisiones políticas", aseguró.

ANALISIS DE LA PROPUESTA.

Para Lokarri, la propuesta de Ibarretxe es una alternativa concreta para abrir un modelo de "búsqueda de soluciones y desbloqueo" basado en los principios de "fin de la violencia, dialogo sin exclusiones, acuerdo y consulta".

También señaló que es "positivo" que, "en caso de bloqueo del proceso de diálogo, se plantee la posibilidad de convocar una consulta que tenga la capacidad de desbloquear la situación incorporando un doble mandato: fin de la violencia y diálogo sin exclusiones para alcanzar un acuerdo de normalización".

Sin embargo, destacó que en la propuesta "se echa de menos un planteamiento concreto para desarrollar la participación ciudadana que acompañe y complemente todo el recorrido".

"Una vez que se ha abierto la posibilidad de convocar una consulta a la ciudadanía no podemos caer en la tentación de que todo está hecho. El camino a recorrer hasta que la consulta popular para refrendar un acuerdo pueda ser convocada está lleno de obstáculos y dificultades", advirtió.

Según Ríos, el primer obstáculo es la persistencia de la violencia de ETA que es "inútil y generadora de sufrimiento" y puede "distorsionar este debate".

Por otro lado, señaló que "rememorando estrategias del pasado", habrá "sectores que se instalarán en la política del 'no', que pretenderán obstaculizar el inicio de un proceso de diálogo y acuerdo, cuando deberían plantear alternativas concretas y viables que permitiesen avanzar hacia el diálogo y el acuerdo plural y transversal".

Asimismo, Lokarri quiere transmitir un triple llamamiento para lograr un consenso: al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y al lehendakari Ibarretxe, para que "hagan posible un primer acuerdo entre las instituciones que ambos representan"; a todos los partidos políticos para que inicien un proceso de diálogo que haga posible un acuerdo de normalización que pueda ser refrendado en una consulta; y a toda la sociedad, para que se implique en el proceso de diálogo, acuerdo y consulta, aportando su participación para desarrollar y culminar todo el proceso.