Actualizado 04/10/2007 00:39 CET

Marín retira unas palabras de Caldera contra el PP tras una nueva discusión con Pujalte en el Pleno del Congreso

MADRID, 3 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Congreso, Manuel Marín, optó esta tarde por retirar del Diario de Sesiones unas palabras que el ministro de Trabajo, Jesús Caldera, había lanzado contra el PP en la sesión de control, achacando "mala fe" a los 'populares'. La decisión vino precedida de una nueva discusión de Marín con el portavoz adjunto del Grupo Popular, Vicente Martínez Pujalte, a quien acusó de faltarle al respeto.

El episodio se produjo en la penúltima pregunta de la sesión de control celebrada esta tarde en el Pleno del Congreso. Aprovechando una de esas preguntas del Grupo Socialista que se utilizan para destacar la "magnífica" gestión del Gobierno en contraposición con la labor del PP, el ministro acusó al primer grupo de la oposición de actuar con "mala fe". Y no debía de ser una expresión improvisada, ya que la repitió hasta cinco veces.

El portavoz adjunto del Grupo Popular, Vicente Martínez Pujalte, protestó desde su escaño, pero lo hizo tan airadamente y con tales gestos que irritó a Marín. "¡No haga esos gestos! ¡Diríjase con respeto a la Presidencia!", le gritó.

Marín, visiblemente enfadado, invitó a Pujalte a deponer su actitud y plantear su queja después, una vez que terminase Caldera. El ministro, a lo suyo, siguió acusando al PP de "mala fe" e incluso aconsejó a los 'populares' "tomar valeriana".

Al final el presidente dio la palabra a Pujalte quien alegó que el ministro había ofendido al Grupo Popular con una pregunta que no versaba sobre el PP, pues de hecho se refería a la evolución las cifras del paro.

EXPRESIONES QUE SE PODRÍAN EVITAR

Marín admitió que a lo largo de la tarde había escuchado manifestaciones de un grupo parlamentario contra otro "que probablemente en un Parlamento que volara un poquito más alto, se podían evitar". Dicho eso, anunció su decisión de retirar del Diario de Sesiones la expresión "mala fe" utilizada por Caldera.

Eso sí, aprovechó para censurar la actitud de Pujalte, el único diputado al que se ha visto obligado a expulsar del hemiciclo en estos años, recalcando que ha tenido "una infinita paciencia" con algunas de sus señorías. "Su comportamiento, una vez más, no ha sido desde luego ni cordial, ni cortés, ni educado hacia este presidente", le espetó.