Publicado 04/08/2015 15:01CET

Mas asegura el Gobierno querría ponerle un "bozal" cuando le reclama neutralidad

El presidente de la Generalitat, Artur Mas
EUROPA PRESS

Augura que Rajoy si creerá que el 27S es plebiscitario si los independentistas pierden

BARCELONA, 4 Ago. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha asegurado este martes que cuando el Gobierno central le pide neutralidad hasta el 27 de septiembre, lo que querrían es ponerle un "bozal" y que no diga nada hasta entonces, y ha preguntado si el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, será neutral en la campaña de las elecciones generales.

En rueda de prensa tras el último Consell Executiu antes de las vacaciones, ha respondido así a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, que este lunes le pedía neutralidad: "¿Que quiere decir? ¿Me tengo que poner un bozal a partir de ahora y no decir nada? Eso es lo que querrían, pero ese gusto no se lo daré".

El presidente de la Generalitat ha cuestionado si Santamaría le pedirá también a Rajoy que sea neutral en la campaña de las generales, y ha criticado que se le pida a él algo que el propio PP no se va a aplicar a sí mismo en los próximos meses.

Ha replicado también a las palabras de Rajoy este martes negando el carácter plebiscitario del 27S y, tras reconocer que legalmente no lo son, ha vaticinado que "si vence el 'no', Rajoy será el primero en decir que las elecciones sí eran plebiscitarias".

Por ello, ha considerado que es trampa otorgar o negar el carácter plebiscitario en función del resultado, y ha animado al Gobierno central a escuchar el "latido" de los catalanes para tomar conciencia de que las elecciones son algo más que unos comicios al uso.

NIEGA QUE SE ESCONDA

Mas ha respondido también a los que le acusan de esconderse en el cuarto lugar de la lista de Junts pel sí para no dar cuentas de su etapa al frente de la Generalitat, y ha cuestionado que le acusen de esconderse cuando, ha dicho, recibe "de todos lados".

"Si a alguien le caen por todas partes es que precisamente no se esconde", ha añadido, y ha justificado su decisión de no encabezar la candidatura porque el contexto es excepcional y requiere decisiones diferentes a las habituales.