Actualizado 10/03/2007 14:28 CET

Montilla augura que el segundo gobierno tripartito "decepcionará" a los que esperen polémicas

Considera que el actual "clima político" hace "imposible" abordar una reforma de la Constitución

BARCELONA, 10 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Generalitat, José Montilla, auguró hoy que el actual Govern "va a decepcionar" a aquellos que "estarían encantados" con que "nos dedicáramos a gesticular y teatralizar y abordar problemas", porque "lo que espera la sociedad catalana es que nos ocupemos de sus problemas".

En declaraciones a la Cadena Ser, recogidas por Europa Press, Montilla declaró que la ausencia de "ruido" en el Govern "no es un logro personal", sino que "parte de la conciencia de las formaciones que apoyan al Gobierno de que hay que aprovechar esta segunda oportunidad, se ha aprendido de los errores, se sabe aprovechar los aciertos".

En ese mismo sentido, señaló que no cree que haya "silencio" en el Govern, sino que "estamos marcados por la etapa anterior", que definió como "un poco convulsa" y en la que "se hablaba de temas poco tangibles para la ciudadanía". "Gobernar quiere decir tener un proyecto de país pero también proyectos concretos para la ciudadanía. La suma de ambos es lo que debe hacer el Gobierno y eso no es falta de ambición, si no todo lo contrario" añadió.

En relación al Estatut, Montilla aseguró que el rechazo de la recusación del magistrado del Tribunal Constitucional (TC) Jorge Rodríguez Zapata "no ha sido en absoluto un duro golpe", sobre todo "porque sobre el recurso de súplica el TC todavía no ha tomado una decisión, salvo la de admitirlo a trámite".

Montilla aclaró que presentaron el recurso de recusación "a la vista de la primera decisión, no porque pensáramos que había motivos para recusarlo", sino porque "a la vista de la nueva doctrina del TC sí que quisimos poner delante la contradicción de que si se aplica ese criterio a Pérez Tremps también se tendría que aplicar a Rodríguez Zapata".

El presidente de la Generalitat se negó a ponerse "en lo peor" y elucubrar sobre lo que haría el Govern en caso de que el Estatut sufriera un recorte en el TC, aunque en todo caso quiso dejar claro que en los "temas fundamentales no estamos dispuestos a renunciar".

José Montilla lamentó que "con el clima político que tenemos hoy" sea "poco viable" una reforma de la Constitución, porque, aunque "hay propuestas de reforma, mínimas, que se pensaba que podían ser aceptables para el PP", ahora "es imposible abordarlo", porque "hay que hacerlo sobre la base del consenso y hoy en día no hay condiciones".