Moraleda dice que la campaña 'Con Z de Zapatero' no busca autoelogio sino la explicación alegre y tolerante de lo hecho

Actualizado 20/10/2007 17:25:44 CET

Acusa al PP de tratar de llevar a la opinión pública una visión de país que no existe y de usar el nombre de España en vano

VALLADOLID, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Estado de Comunicación, Fernando Moraleda, aseguró que la campaña de información 'Con Z de Zapatero' iniciada hoy por el PSOE en distintos puntos de la geografía española no busca el autoelogio sino la explicación de la gestión realizada por el Gobierno de la nación en la presente Legislatura desde una visión "alegre y tolerante", la que, a su juicio, se acerca más al estado natural y a la vida cotidiana en este país, lejos, por lo tanto, de la crispación que buscan otras formaciones.

De este modo se pronunció Fernando Moraleda en una rueda de prensa ofrecida hoy en Valladolid para presentar la campaña informativa 'Con Z de Zapatero', que, según aclaró, no está organizada por el Gobierno central sino por el PSOE nacional ya que el Ejecutivo central no pretende hacer del presupuesto público un gasto de propaganda, "por coherencia con algunas modificaciones legislativas", en referencia a la Ley de la Publicidad Institucional.

Dicho esto, Moraleda defendió el vídeo que protagoniza el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en esta campaña informativa, por ser "una representación de un vídeo en el que se puede ver reflejado cualquier ciudadano español" y al que diferenció de la grabación realizada por el presidente nacional del PP, Mariano Rajoy, "que trata de ocupar un papel institucional impropio y donde, además, se utiliza un gesto y unas expresiones que, desde luego, nada se parecen ni al gesto ni a las expresiones sociales en nuestro país".

"También en esto hay y queremos que haya diferencias", reconoció Fernando Moraleda, que consideró necesario rendir cuentas ante los ciudadanos de lo realizado en los tres años y medio del Gobierno del PSOE en España, "porque esto es lo que nos exige la Democracia después de haber cumplido un periodo muy importante en la historia de nuestro país".

"ESPAÑA ESTÁ MEJOR QUE HACE CUATRO AÑOS".

Moraleda fue tajante al afirmar que en estos momentos España está mucho mejor que hace cuatro años porque "los españoles estamos mejor que estábamos". Así, y tras alabar el cumplimiento del PSOE de los compromisos electorales "sin utilizar la propaganda para ocultar falsas políticas", aseguró que la economía española va "bastante mejor que cuando ya iba muy bien" y como consecuencia del esfuerzo de trabajadores y empresarios, "y no de milagros personales que en otra época era la única explicación a los progresos que se pudieran producir".

El secretario de Estado de Comunicación consideró también que el actual cuadro macroeconómico español es "inédito" en la época democrática, con crecimientos por encima de las tasas de los países más desarrollados, entre los que citó Francia, Alemania, Reino Unido, Estados Unidos, Canadá o Japón, y defendió también la "redistribución" pública del presupuesto español realizada por el Gobierno de la nación.

"Por lo tanto, hemos crecido y hemos hecho más iguales a los españoles", concluyó Fernando Moraleda, que alabó también la "eficaz" política económica del Gobierno socialista que ha permitido, por ejemplo, "ahorrar" para el futuro y situar el Fondo de Reserva de la Seguridad Social en 50.000 millones de euros, "una cifra histórica", a la que se refirió como la "hucha de las futuras pensiones".

Moraleda mencionó también el ahorro en el superávit público que, según explicó, será la "hucha" para el momento en el que se produzca un cambio de ciclo económico, por lo que se atrevió a asegurar que España tiene las huchas del Estado "suficientemente llenas" para poder acomodar las demandas del futuro.

Para el secretario de Estado de Comunicación, la política de redistribución de los recursos hacia los que más lo necesitan ha hecho que "nunca antes hayan estado tan el valor" todas las palabras que dan nombre al PSOE, "obrero y español". Así, se refirió a la subida del Salario Mínimo que beneficiará a medio millón de personas o al incremento de las pensiones mínimas en porcentajes superiores a los del PP en ocho años.

Según explicó Moraleda, el Gobierno socialista ha realizado esta redistribución para contrastar su política con la del PP, pero, especialmente, para ayudar a quienes realmente lo necesitan, "lo que nos da las señas de identidad de las que estamos profundamente orgullosos".

En este sentido, mencionó también el 'cheque bebé', la atención buco dental gratuita para los niños, las leyes de Dependencia y de Igualdad o la Ley de Desarrollo Rural, que previsiblemente se aprobará antes de finalizar la presente legislatura, y que "completan el periodo más importante de galopada en políticas sociales en Democracia". "Esto lo puede reconocer cualquiera que tenga simplemente la tentación de ser objetivo respecto de cómo es y cómo era el país en el que vivimos", consideró.

"VUELTA AL NÚCLEO DE EUROPA".

Por otro lado, el secretario de Estado de Comunicación alabó la "vuelta al núcleo de Europa" conseguida por el Gobierno de la nación en estos tres años y medio de mandato y recordó la aprobación en la jornada de ayer de un nuevo Tratado Constitucional europeo.

"No estamos en guerra, hemos vuelto a las instituciones, hemos traído de nuevo el aire de la convivencia, de la tolerancia, nos hemos alejado de la crispación, hemos tratado que las instituciones sean lo que realmente son, instituciones de todos", concluyó Fernando Moraleda, que reconoció no obstante la existencia de una "vida política crispada", a su juicio, por la pretensión de algunos de hacer presente un país irreal porque no es capaz de asumir la España real en la que viven los ciudadanos.

Moraleda acusó a Mariano Rajoy, a Eduardo Zaplana y a Ángel Acebes de tratar de llevar a la opinión pública una visión de país que no existe y una actuación política que no puede compararse con la vida cotidiana y real de todos y cada uno de los españoles. "Un partido que para hacer oposición va en contra del sentido común de cómo está nuestro país y de cómo están nuestros ciudadanos simplemente no tiene futuro", auguró.

Por todo ello, defendió el "talante" del PSOE, "una forma de entender a los ciudadanos y de compararse con ellos". "Los ciudadanos no están crispados y, por lo tanto, sus responsables políticos no tenemos ninguna razón para estarlo", sentenció el secretario de Estado de Comunicación, para quien los logros del Gobierno socialista no se pueden contestar con mentiras sino con propuestas, "una de las obligaciones de la oposición" y a la que acusó de no haber aportado nada en este sentido y de "falta total de proyecto para España". "Por eso utiliza su nombre en vano", sentenció.