Múgica se queja ante Marín de que el Congreso tramite su reprobación, que achaca a "actitudes hostiles" hacia su persona

Actualizado 10/09/2007 22:01:25 CET

MADRID, 10 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Defensor del Pueblo, Enrique Múgica, ha remitido un escrito al presidente del Congreso, Manuel Marín, en el que se queja de que la Mesa de la Cámara haya tramitado la solicitud para reprobarle que presentó el grupo parlamentario de IU-ICV, una iniciativa que a su juicio carece de fundamento y que achaca a "actitudes hostiles" hacia su persona.

El grupo parlamentario que preside Gaspar Llamazares ya promovió a principios de año la reprobación de Múgica por haber recurrido el Estatuto catalán ante el Tribunal Constitucional, una demanda que no prosperó por el rechazo de PSOE y PP.

El pasado mes de junio, IU-ICV volvió a registrar una propuesta de reprobación y cese del Defensor del Pueblo por no trasladar a su homólogo catalán, el Síndic de Greuges, las quejas que recibe referentes a la administración catalana, en aplicación de lo que establece el nuevo Estatut.

Según informaron a Europa Press fuentes parlamentarias, la Mesa y Portavoces de la Comisión Mixta del Defensor del Pueblo tiene previsto decidir la próxima semana cuándo se somete a votación en dicha comisión la petición de IU-ICV y se cita a Múgica para darle la oportunidad de escuchar su versión del asunto. No obstante, la decisión final sobre el cese de Múgica, de seguir adelante, debería adoptar en el Pleno.

CRITICAS "BANALES".

Por lo pronto, Múgica ha remitido una carta a Marín convencido, según dice, de que sus "aclaraciones pueden contribuir a que la Presidencia, la Mesa de la Cámara y la Comisión Mixta, en su caso, dispongan de suficientes elementos de juicio" para analizar la propuesta de reprobación.

Entre cosas, Múgica destaca que la solicitud de cese no detalla "con todo rigor" en qué se basa la acusación de que la institución que preside vulnera el artículo 78 del Estatut, relativo al Síndic de Greuges. De hecho, llega calificar de "banales" las críticas que se le dedican y cree que la propuesta de cese adquiere "tintes de injusticia radical".

Además, entre otros documentos, Múgica remite a Marín a modo de anexo el Acuerdo Provisional de Cooperación y Coordinación que él mismo alcanzó el pasado mes de julio con el Síndic de Greuges, Rafael Ribó. En su misiva, señala que la actividad de estas dos instituciones "mantiene su nivel de trabajo".

SE PODRIA SOCAVAR LA TRAYECTORIA DEL DEFENSOR.

Con estos argumentos, Múgica alega que "el móvil principal" de este escrito a Marín es, "antes que las consecuencias personales de una petición de reprobación carente de fundamento", su preocupación por "la solidez y el buen fin" de la institución que dirige y que, a su juicio, podría "ver socavada su trayectoria y su finalidad con estas actitudes hostiles hacia su titular".

El Defensor del Pueblo también aprovecha su carta para "recabar el parecer de la Cámara" acerca de las decisiones que ha tomado su institución, como el convenio provisional de colaboración con el Síndic de Greuges, invitando a las Cortes ha sugerir las modificaciones que estime pertinentes.