Actualizado 22/12/2007 16:20 CET

Olabarria (PNV) pide el cese de González (CGPJ) tras haber "responsabilizado de los crímenes de ETA" al Gobierno vasco

BILBAO, 22 Dic. (EUROPA PRESS) -

El diputado del PNV Emilio Olabarria pidió hoy el cese "inmediato" de Juan Pablo González como vocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) después de que ayer "responsabilizara de los crímenes de ETA" al Gobierno vasco.

Olabarria calificó de "indecorosas, desmesuradas y fóbicas" las manifestaciones de González, que afirmó que el Ejecutivo "da cobertura social, política e ideológica" a la banda armada por su apoyo a los condenados en el sumario 18/98, y responsabilizó al Gobierno de Ibarretxe de sus asesinatos, "al menos en el plano moral y político".

En declaraciones a Europa Press, el dirigente jeltzale y ex miembro del CGPJ calificó de "absolutamente indecorosas" las palabras del vocal territorial del Consejo para el País Vasco y señaló que el propio presidente del máximo órgano de Gobierno de los jueces "debería llamarle al orden y cesarle inmediatamente de su cargo por extralimitación desmesurada de las funciones que le corresponden".

Tras subrayar que "el grado de politización de este órgano ha hecho que haya perdido credibilidad y haya quedado desacreditado ante la ciudadanía en una crisis casi irreversible", dijo que "parece que son capaces de dar sorpresas todavía superiores cuando acusan al Gobierno vasco de ser el autor moral y político de los atentados de ETA".

"Una desmesura de estas características va más allá de lo que se ha atrevido a decir nadie en la historia del CGPJ. El grado de implicación ideológica con los sectores más ultraconservadores del Estado de este vocal territorial es ya realmente escandaloso y, además, manifiestamente ilegal", añadió.

Según aseguró, las funciones del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) están "tasadas, en primer lugar, en cuanto a la configuración del órgano y sus funciones y, luego, por las previsiones de la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ), con funciones vinculadas todas a la política judicial, no a la política general".

"CARACTER DELICTIVO"

"Esto sobrepasa mucho lo que constituye el ámbito de legitimidad de un vocal del CGPJ para opinar. Además, las imputaciones que hace al Gobierno vasco son de carácter calumnioso y están a punto de rayar en la imputación delictiva", manifestó.

Por ello, consideró que sus compañeros del Consejo o su presidente, "si tuvieran algo de decoro y dignidad", exigirían, primero, explicaciones a Juan Pablo González y, después, "su inmediata dimisión".

"Es una extralimitación y un desbordamiento del ámbito competencial y de la legitimidad que tiene para opinar un CGPJ. Si este magistrado sigue opinando mediante fobias que rayan ya en la patología ideológica, habrá que buscar una solución rápida, como es acometer cuanto antes la reforma del órgano para evitar que personajes de estas características vuelvan a ocuparse de algo que, en principio, debería ser tan noble como gobernar la Administración de Justicia", concluyó.