Actualizado 23/03/2007 19:04 CET

Del Olmo tomará declaración el miércoles a Larrinaga y Etxeberria en relación con el zulo de Amorebieta

MADRID, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los presuntos miembros de ETA Asier Larrinaga y Garikoitz Etxeberria declararán el próximo miércoles ante el juez de la Audiencia Nacional Juan del Olmo, tras haber sido entregados por Francia, donde fueron detenidos el pasado mes de enero, que cedió su jurisdicción para agilizar su puesta a disposición de la Justicia española, informaron hoy fuentes jurídicas.

El viernes pasado el magistrado decretó su ingreso en prisión y regularizó su situación, después de su entrega por parte de las autoridades galas en aplicación de la denominada Orden Europea de Detención (OED). El titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 comunicó su situación a los dos supuestos etarras, que fueron arrestados con documentación falsa y pistolas.

Como paso imprescindible para la toma de declaración de los dos presuntos miembros de ETA, Francia debe materializar su denuncia ante las autoridades españolas por los delitos de los que les acusa, tenencia de armas, asociación de malhechores y falsificación de documentos, así como remitir a la Audiencia Nacional toda la documentación disponible al respecto.

Etxeberria y Larrinaga están acusados de formar parte del 'comando Vizcaya', compuesto por otras dos personas. Huyeron después de que la Ertzaintza descubriera el 23 de diciembre, días antes del atentado de la T-4 del aeropuerto madrileño de Barajas, un zulo con explosivos en la localidad vizcaína de Amorebieta.

De hecho, las investigaciones policiales relacionaron en un principio a ambos miembros de ETA con el atentado, en el que resultaron muertos dos ciudadanos ecuatorianos, vinculación que no consta al menos de momento en la instrucción de la causa que tramita el juez Santiago Pedraz.

CESIÓN DE JURISDICCIÓN

Se trata de la primera vez que Francia actúa en beneficio de España en virtud de la denominada Orden Europea de Detención (OED), que entre otros mecanismos establece la cesión de jurisdicción. En noviembre de 2002, en la cumbre franco-española de Málaga, el entonces presidente del Gobierno, José Maria Aznar, y su homólogo francés Jean-Pierre Raffarin acordaron crear la figura de la denuncia oficial para permitir este tipo de entregas.

Se trataba de una iniciativa que llevaba reclamando desde hacía tiempo el grupo hispanofrancés de lucha contra el terrorismo que reúne desde el 2000 a jueces franceses y españoles. A través de la denuncia oficial un país renuncia a juzgar a un imputado cuando éste tiene una causa pendiente en otro, en el que el delito que se le imputa es mayor.

En virtud de la cesión, Francia debe denunciar la posible comisión de hechos delictivos a las autoridades españolas, que asumen la jurisdicción sobre los mismos. Larrinaga y Etxeberria serán juzgados en España por los citados hechos y no será necesario devolverlos a Francia, tal y como con las entregas temporales.