Piqué cree que Maragall es una "mina inagotable" de polémica que seguirá "manando" en los próximos días

Actualizado 06/05/2007 16:33:51 CET

El líder popular dijo que "Zapatero se ha especializado en hacer lo contrario de lo que dice que va a hacer"

BARCELONA, 6 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PP en Cataluña, Josep Piqué, dijo hoy que el ex presidente de la Generalitat Pasqual Maragall es una "mina inagotable" de declaraciones polémicas que "seguirá manando en los próximos días".

En la presentación de la candidata del PP en Girona, Concepción Verai, Piqué reprochó a Maragall que impulsase el Estatut "si ahora piensa todo lo contrario" que cuando se iniciaron los trámites de aprobación y recordó que es el "primer responsable" del texto.

Así, Piqué acusó a Maragall de "oportunismo y frivolidad política" y recordó que propuso el texto "como instrumento para hacer oposición" al gobierno de CiU.

Del mismo modo, Piqué señaló que "es paradójico que Maragall diga ahora que la mejor forma de relación con España es la conllevancia", de la que ayer Maragall puso como ejemplo al ex presidente Jordi Pujol.

Por ello, Piqué pidió a la clase política catalana que deje de cuestionarse "a diario" cuál debe ser "la relación de Cataluña con España" y les llamó a "preocuparse de los problemas de la gente". "La relación se resolvió con la creación del Estado de la Autonomías, que es la respuesta de España a la voluntad de autogobierno de Cataluña", sentenció.

CRITICAS A ZAPATERO.

Piqué aseguró que el proceso de debate estatutario se hizo "con mucho tacticisimo, muchas perfidias y traiciones, protagonizadas todas ellas por José Luis Rodríguez Zapatero y Artur Mas" y acusó al presidente del Gobierno de haberse "especializado en hacer lo contrario de lo que dice que va hacer".

El líder popular consideró que el actual autogobierno de Cataluña "es muy amplio y envidiado en otros países". "Cataluña tiene competencias directas en todos los asuntos que afectan a sus ciudadanos y dispone de un presupuesto 32 millones de euros", recordó.

Asimismo, explicó que "desde hace ya cuatro años ha habido un errónea identificación de prioridades", en relación al debate estatuario. "En el debate de presupuestos, Antoni Castells --conseller de Economía-- reconoció que no era necesario un nuevo Estatut para mejorar la financiación de Cataluña", señaló.

Por todo ello, Piqué opinó que la campaña del PSC, ICV-EUiA y CiU a favor del Estatut "fue una gran mentira". En este sentido, puntualizó que "ni han mejorado las inversiones del gobierno central en Catalunya ni se ha traspasado la gestión del aeropuerto ni de Cercanías de Renfe".

El presidente del PP catalán formuló un pronóstico sobre las comisiones bilaterales de negociación del Estatut, de las que dijo que "no van a aprobar ningún traspaso importante a Cataluña hasta después de las elecciones generales".