Actualizado 22/12/2007 15:24 CET

El PP lamenta que De la Vega "acabe la legislatura como la empezó, atacando los derechos de los valencianos"

VALENCIA, 22 Dic. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del PP en las Corts Valencianes, Esteban González Pons, manifestó hoy, sobre el anuncio del Gobierno central de promover un recurso de inconstitucionalidad referido a varios artículos de la ley de Régimen Económico Matrimonial Valenciano, que la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega "acaba la legislatura como la empezó, atacando los derechos de los valencianos".

González Pons señaló, a través de un comunicado, que hace cuatro años De la Vega "comenzó su andadura gubernamental derogando el trasvase del Ebro y la concluye aprobando la decisión de recurrir la primera ley de desarrollo del Estatuto valenciano". "Menuda candidata socialista por Valencia, que a la Comunitat Valenciana una vez más se nos castiga por motivos políticos y se nos niegan derechos que se dan a otras comunidades autónomas", ya que, según remarcó el portavoz popular, "primero nos quitó el agua y ahora quiere no dejar que nos casemos a la valenciana".

El parlamentario lamentó que Ferraz "haya impuesto a una candidata que en lugar de estar velando y cuidando su circunscripción sigue metiendo el dedo en el ojo para que Zapatero gane votos en otros lugares", y manifestó que el régimen económico matrimonial de los valencianos "está sometido a las necesidades electorales de los socialistas, igual que sus necesidades hídricas o las de financiación o seguridad".

En este sentido, González Pons aseguró que cuando el Partido Popular "gobierne tras ganar las elecciones del 9 de marzo, se retirará este recurso de inconstitucionalidad que Zapatero y De la Vega presentan por presiones de sus socios nacionalistas, que se han pasado cuatro años chantajeándoles para perjudicar a la Comunitat Valenciana".

"Se han pasado una legislatura completa perjudicándonos, pero no han conseguido ni conseguirán callarnos", señaló el portavoz popular, quien especificó que primero "fue el agua, luego las infraestructuras y ahora le toca el turno al desarrollo del Estatuto valenciano". "Es una vergüenza que a una comunidad que actúa con una lealtad institucional y constitucional irreprochable se la trate a patadas por parte del Gobierno central durante cuatro años", apuntó.

A su juicio, "parece mentira que De la Vega no ocupe el tiempo en obligar a sus alcaldes, como Odón Elorza, a poner la bandera de España en sus ayuntamientos y que se cumpla así la Constitución y se entretenga en hacer la puñeta a los valencianos a todas horas", a lo que añadió que todos estos hechos "le van a pasar una factura muy alta en Valencia, lugar al que le ha cogido miedo escénico y al que ya no viene ni a sus propios mítines", aseveró.