El PP llama al Pleno del Congreso a unir votos para exigir el relevo de Tezanos en el CIS

El presidente del CIS, José Félix Tezanos
EUROPA PRESS
Publicado 13/12/2018 19:19:36CET

MADRID, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

El PP quiere que el Congreso censure al presidente del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), José Félix Tezanos, y exija su relevo al frente el instituto demoscópico la próxima semana, en el que será el último Pleno de 2018.

El primer partido de la oposición ha registrado este jueves la moción consecuencia de la interpelación que, sobre la gestión de Tezanos, dirigió el miércoles a la vicepresidenta Carmen Calvo, aunque finalmente fue contestada por la ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet.

Ante las críticas que dedicó a Tezanos el secretario general del Grupo Popular, José Antonio Bérmudez de Castro, Batet defendió las decisiones adoptadas desde el pasado verano por el que fuera miembro de la Ejecutiva Federal del PSOE.

UN NUEVO PRESIDENTE QUE SEA NEUTRAL

En su moción, a la que ha tenido acceso Europa Press, el PP reitera sus reproches al presidente del CIS y plantea que el Congreso inste al Gobierno a "proceder al nombramiento de un nuevo presidente que devuelva" a este organismo "el prestigio, la imparcialidad, la objetividad y la neutralidad de la que siempre ha gozado esta institución".

Además, los 'populares' pretenden que la Cámara emplace al Ejecutivo a "aplicar la metodología de trabajo en la muestra de entrevistas y los índices de corrección en el modelo de estimación de voto en las encuestas electorales, que concite el máximo consenso en la comunidad científica".

En la exposición de motivos de su moción, los de Pablo Casado insisten en poner en valor "el trabajo" y "la capacidad" de las personas que trabajan en el CIS y responsabilizan únicamente a Tezanos del "estrepitoso fracaso de sus encuestas" por haber cambiado la metodología de las mismas "sin ningún consenso" ni "razón científica".

"Despreciar la críticas fundadas de la comunidad científica y pretender que el CIS funciona con normalidad y que sus encuestas están hechas con rigor científico es no querer ver la realidad", argumentan los 'populares', que defienden la necesidad de "revertir los daños causados en el prestigio" del organismo y "devolverle su capital de neutralidad, objetividad y eficacia".